Nuevo Estudio de Fertilidad Minifiv
icon phone 900 053 653
ES
Nutrición fértil 25 Jun 2019 | By Minifiv

Alimentación durante el embarazo

Cuando una mujer recibe la noticia de que está embarazada, ya sea de forma natural o tras un tratamiento de fertilidad, florece en ella un gran sentimiento de ilusión y alegría pero, a la vez, una montaña de dudas y miedos.

Una de las cuestiones más preguntadas entre las embarazadas es sobre la alimentación: ¿qué se debe comer? y, sobretodo, ¿qué no se debe comer?

La dieta de una mujer embarazada

El embarazo supone una situación hormonal diferente para la mujer. Se trata de una época de cambio en la que también se modifican sus necesidades nutricionales. Por ello, para favorecer el adecuado desarrollo fetal así como un embarazo saludable para ella, es fundamental seguir una dieta que aporte lo que necesita en cada momento de la gestación.

En primer lugar debemos tener en cuenta que la mítica frase de “come lo que te apetezca que tienes que comer por dos” es falsa. Cuando una mujer está embarazada debe saber que todo lo que ingiere pasará a su bebé y, por ello, debe controlar no solo la cantidad sino la calidad de cada alimento.

Es importante comer de forma saludable y equilibrada, evitando grandes cantidades de azúcar y sal, los fritos, los alimentos ultraprocesados y, sobretodo, el alcohol y otras drogas.

Alternar carnes y pescados bien cocinados junto a frutas y verduras muy bien lavadas es la principal recomendación. No debemos olvidar los lácteos, ya que el calcio es un nutriente básico para la gestación, ni tampoco el agua, pues beber una cantidad adecuada a lo largo del día ayudará a mantener la hidratación que una embarazada necesita.

Para reducir el riesgo de posibles infecciones, se aconseja, además de no comerlos crudos ni poco hechos, congelar los pescados antes de su consumo. Asimismo, evitar o reducir la ingesta de alimentos de origen desconocido como puedan ser algunos productos artesanales o ensaladas y salsas caseras.

El ácido fólico, ¿por qué es tan importante?

El ácido fólico es un micronutriente que interviene en el adecuado desarrollo cognitivo y neuronal del feto, ayudando a prevenir los defectos del tubo neural tales como la espina bífida o la anencefalia.

Se recomienda aumentar la ingesta de ácido fólico durante la búsqueda del embarazo y una vez lograda la gestación. Aunque algunos alimentos pueden ayudarnos a aumentar la cantidad de este compuesto, generalmente se recomienda tomar suplementos vitamínicos.

Los alimentos que más ácido fólico pueden aportar son:

  • Verduras de hoja verde (espinacas, acelgas, brócoli)
  • Legumbres y cereales integrales
  • Frutas como la naranja, las fresas o el melón.

naranja fresas ácido fólico

Riesgos de la alimentación: ¿existen comidas prohibidas?

Son muchas las creencias que giran en torno a los alimentos que una embarazada no debe tomar. Entre las más comunes encontramos:

  • Jamón: aunque el jamón es la más famosa, cualquier tipo de carne cruda o poco hecha presenta riesgo de transmisión del toxoplasma así como de otras bacterias como la listeria. Por ello, el jamón, los embutidos, los patés y cualquier otro tipo de carne no cocinada deben evitarse en aquellas embarazadas que no presentan anticuerpos para este microorganismo. No obstante, para aquellas que ya han generado defensa, no se consideran alimentos prohibidos.
  • Leche y quesos no pasteurizados: los productos lácteos no pasteurizados pueden contener listeria, lo cual podría afectar negativamente al desarrollo del feto.
  • Salsas: las salsas a base de huevo como las mayonesas pueden derivar en salmonelosis, por lo que también deben evitarse.
  • Pescados: algunos pescados grandes como el atún, el emperador o la caballa tampoco son recomendados, ya que pueden contener elevadas cantidades de mercurio, lo cual resultaría perjudicial. Por otra parte, se desaconseja consumir pescado crudo como el sushi o los boquerones, a no ser que hayan sido congelados a 20ºC durante más de 48 horas.
  • Cafeína: aunque hay algunas contradicciones sobre el efecto de la cafeína, la mayoría de expertos aconsejan reducir su consumo pero no necesariamente evitarlo por completo.
  • Alcohol y otras drogas: claramente, el alcohol, el tabaco y cualquier otro tipo de drogas están totalmente prohibidas en el embarazo.

Aunque esto son recomendaciones generales, nuestro consejo es siempre consultar con un especialista. De esta forma, podremos tener una valoración personalizada de la dieta que debemos seguir y los productos que debemos evitar durante el desarrollo fetal de nuestro bebé.

En Minifiv contamos con la colaboración de la experta en nutrición fértil y gestacional Virginia Ruipérez, quien estará encantada de ayudaros a diseñar vuestra dieta personal tanto para el camino hacia el embarazo como durante los meses de gestación.

Nutrición y Fertilidad