Primera visita está incluida en tu tratamiento
icon phone 900 053 653
ES
Consejos y recomendaciones 22 Sep 2017 | By

Apoyo emocional en Reproducción Asistida

Asumir la infertilidad y afrontar un tratamiento de reproducción asistida no es fácil, pues la ilusión por la búsqueda del embarazo se ve truncada cuando éste no llega.

Frustración, rabia, ansiedad, miedo o estrés son algunas de las emociones más comunes que afloran en las parejas que encuentran dificultades para concebir.

El apoyo psicológico antes y durante el tratamiento es de gran ayuda y, por eso, en Minifiv ponemos a disposición de nuestro pacientes el mejor acompañamiento emocional de la mano de nuestra psicóloga especialista en terapia de pareja y reproducción asistida.

 

¿Cómo actuar ante la infertilidad?

La mayoría de nosotros pasamos meses e incluso años utilizando métodos anticonceptivos para evitar la gestación y creemos que cuando dejamos de usar estas barreras, el embarazo llegará de forma inminente. Pero esto no siempre es así.

Hay parejas que necesitan meses para lograr el embarazo y otras que, desafortunadamente, ven cómo pasa el tiempo y no logran quedar embarazados de forma natural.

La infertilidad es un golpe inesperado que creemos que azota solo a otras parejas pero no a nosotros mismos. Sin embargo, los problemas de fertilidad afectan cada día a más personas.

Ante el diagnóstico de infertilidad es fundamental tomarse tiempo para asumir la noticia y   entender lo que nos ocurre.  De este modo podremos hacer frente al problema y tomar decisiones respecto a las diferentes opciones de tratamiento disponibles para cada caso de infertilidad.

Resolver todas las dudas y miedos que puedan surgir ante profesionales expertos en medicina reproductiva puede ayudar a soltar  lastre y hacer más llevadero el camino hacia el embarazo.

 

¿Cómo afectan las emociones y el estrés en la búsqueda del embarazo?

Si bien es cierto que el estado de ánimo puede influir en nuestro organismo de forma general, no hay certeza científica que demuestre que el estrés o la obsesión por el embarazo sean causa directa en la fertilidad.

Sin embargo, este tipo de sentimientos sí pueden ser consecuencia de la infertilidad y los tratamientos de reproducción asistida.

Cuando se diagnostica algún problema de fertilidad, el sentimiento de culpa, especialmente por parte de la mujer, así como la incertidumbre y el miedo ante la idea de no ser padres se acrecientan y resulta complicado pensar en otra cosa.

En este sentido es crucial tener claro que no hay culpables, y que con paciencia y ayuda de especialistas, se puede encontrar una solución que os permita cumplir el sueño de tener un hijo.

 

Consejos para afrontar el tratamiento de reproducción asistida

Tras asumir la infertilidad, el estado emocional no se relaja. En este punto, surgen nuevas sensaciones ante las que el acompañamiento psicológico puede suponer un alivio.

Cuando se afronta el tratamiento de reproducción asistida recomendado aparece la preocupación, la confrontación entre ilusión y desilusión, la ansiedad, la impaciencia y toda una serie de sentimientos variables que debemos controlar para que el tratamiento no nos supere.

Por otra parte, el uso de hormonas propio de los tratamientos reproductivos puede también afectar a nivel emocional. En este sentido, los tratamientos aplicados en Minifiv suponen  una ventaja, ya que se caracterizan por la estimulación ovárica suave con menores dosis de medicación hormonal.

 

Si quieres conocer otras ventajas del tratamiento de miniFIV, puedes consultar este enlace

 

A continuación os dejamos algunos consejos que pueden ser útiles para que el estado de ánimo no se vea afectado:

Buscar el apoyo de la pareja: algunas relaciones de pareja se ven afectadas durante los tratamientos reproductivos. Para afrontar este tipo de tratamientos, es fundamental que la pareja esté fuerte y os apoyéis mutuamente.

  • Obtener información de expertos: entender la infertilidad y los tratamientos reproductivos es de gran ayuda en la búsqueda del embarazo.
  • Entretenimiento y ocio: darle vueltas y vueltas no va a ayudaros a lograr el embarazo. Es importante estar informados y pensar detenidamente en ello pero no focalizar toda la energía en el bebé. Es importante mantenerse ocupados, pensar en otras cosas, relajarse y seguir disfrutando de la vida.
  • Positividad: el optimismo es algo muy fácil de decir pero complicado de aplicar cuando estamos ante un problema como la infertilidad. Sin embargo, hemos de saber que la negatividad no nos lleva a ningún lado y esforzarnos por mantener la actitud positiva.
  • Hacer frente a los momentos difíciles: amigas que están embarazadas, parejas con recién nacidos, preguntas de familiares y amigos, etc. son algunas de las situaciones que pueden hundirnos emocionalmente. Es importante aprender a controlar estos momentos para que no nos afecten ni causen sentimientos de culpa, frustración o dolor emocional.

 

Minifiv cuenta con una experta en psicología reproductiva que os acompañará durante todo el tratamiento. Resolverá vuestras dudas y os ayudará a sobrellevar el tratamiento de la mejor forma posible, controlando las emociones y afrontando los resultados tanto positivos como negativos para cuidar vuestro estado de ánimo en todo momento.

En este enlace puedes obtener más información al respecto. 

Conoce los tratamientos de fertilidad