¡Novedad! Primera visita gratuita
icon phone 900 053 653
Fertilidad 28 octubre 2020| By Minifiv

Aspiración folicular, ¿qué es?

Los tratamientos de reproducción asistida son una gran oportunidad para lograr el embarazo en diferentes situaciones : esterilidad de origen desconocido, factor masculino, mujeres sin pareja o parejas de mujeres. Es frecuente, sin embargo, que las pacientes (o futuras pacientes) desconozcan el procedimiento y pasos de estos tratamientos. Hoy vamos a hablar de la aspiración folicular, que resulta determinante en los tratamientos de fertilidad como la fecundación in vitro (FIV)  convencional, en ciclo natural y en la fecundación in vitro suave (mini FIV). A continuación, explicaremos qué es la aspiración folicular guiada por ultrasonido, cuándo se lleva a cabo y qué requisitos son necesarios para realizarla.

 

La aspiración folicular: una técnica para extraer óvulos

La aspiración folicular es un procedimiento que se basa en la extracción de los óvulos del ovario para utilizarlos en la FIV. Como el objetivo es obtener los óvulos cuando estén en un estado que permita la fecundación, es fundamental programar la aspiración en el momento adecuado. El ginecólogo es quien lleva a cabo la punción folicular guiada por ultrasonido, técnica que consiste en aspirar el líquido de los folículos ováricos por vía vaginal mediante una aguja guiada por ecografía. En este líquido están flotando los ovocitos antes de producirse la ovulación. La cantidad de ovocitos obtenidos es diferente en cada mujer y depende, además de la reserva ovárica de la paciente, de la estimulación y las dosis de medicación que se apliquen.

 

En qué casos está indicada la aspiración folicular y cuándo se realiza la aspiración folicular

La aspiración folicular está recomendada para aquellas mujeres que decidan someterse a tratamientos de reproducción asistida como la FIV y para las que deseen preservar su fertilidad mediante la vitrificación de ovocitos para usarlos en el futuro. La aspiración folicular para la FIV se realiza después de la estimulación ovárica, con el objetivo de disponer del mayor número de ovocitos; siempre debe llevarse a cabo antes de que se produzca la ovulación natural y los ovocitos salgan del ovario hacia las trompas de Falopio. Durante la estimulación, es necesario llevar un control del tamaño de los folículos mediante ecografías transvaginales, así como conocer la concentración en sangre del estradiol (E2), la hormona sexual que nos ayuda a valorar la madurez del folículo. El tamaño adecuado de los folículos debe ser de entre 16 y 18 mm de diámetro. Una vez que hayan alcanzado esta medida, se administra a la paciente la conocida como hormona hCG (gonadotropina coriónica humana), para ayudar a la maduración final de los óvulos que se produce entre las 36 y 40 horas siguientes.

 

Cómo se realiza la aspiración folicular

Para llevar a cabo la aspiración folicular es fundamental que la paciente acuda en ayunas, por lo que no debe comer ni beber las 6 horas previas a la intervención. Además, se recomienda que acuda acompañada, ya que la paciente volverá a casa el mismo día y no debe hacer esfuerzos innecesarios. La aspiración folicular se lleva a cabo mediante una intervención quirúrgica sencilla, de corta duración (menos de 30 minutos, habitualmente). Es un procedimiento indoloro bajo anestesia o sedación. La recuperación es sencilla; tras la intervención, aunque la punción se lleva a cabo por ecografía y las complicaciones son poco habituales, la paciente puede sentir molestias o pequeños sangrados vaginales, así como mareos y vómitos propios de la anestesia, por lo que tendrá que permanecer en reposo hasta el día siguiente.

El líquido folicular se recoge en una serie de tubos de ensayo a 37 grados de temperatura. A continuación, se llevan al laboratorio, donde el embriólogo identifica los óvulos y los clasifica según sus características para utilizarlos en el tratamiento de reproducción asistida. De esta forma, se le comunica a la paciente el número de ovocitos obtenidos. El siguiente paso de la aspiración folicular para la FIV consistiría en la fecundación del óvulo maduro con los espermatozoides en el laboratorio, donde se comprobará si se ha producido la fecundación a las 24 horas.

Si deseas que te asesoremos sobre cualquier tratamiento de fertilidad, en nuestra clínica Minifiv estudiaremos tu caso de forma personalizada para recomendarte el método con el que tendrás más probabilidades de éxito para conseguir el embarazo y cumplir tu sueño de ser madre. En Minifiv ya hemos ayudado al nacimiento de más de 600 bebés. Nuestros tratamientos se basan en el ciclo natural de la mujer y en la estimulación suave con bajas dosis de medicación. Puedes ponerte en contacto con nosotros llamándonos al teléfono 900 053 653 o a través de nuestro formulario para solicitar tu primera visita gratuita con nosotros. Disponemos de tratamientos de calidad a precios muy asequibles con una financiación hasta en 12 meses sin intereses y sin comisión de apertura.