¡Novedad! Primera visita gratuita
icon phone 900 053 653
Consejos y recomendaciones 19 diciembre 2018| By Minifiv

Consejos para pasar las fiestas navideñas cuando se está embarazada.

La Navidad es una época caracterizada por la ilusión y la magia de los regalos, pero también por las comilonas familiares. Son muchas las mujeres embarazadas que temen la llegada de estas fechas precisamente por el temor a comer de más o consumir ciertos tipos de alimentos que no deberían o que podrían resultar un problema para el desarrollo de su bebé.

 

En el artículo de hoy os damos una serie de consejos para que podàis disfrutar de la Navidad durante la dulce espera.

Menú de Navidad para embarazadas

En primer lugar, debemos tener claro una premisa que sirve no solo para la época navideña, sino para todo el embarazo: “cuando se está embarazada no se necesita comer por dos”. Todo lo contrario. Especialmente durante el embarazo, debemos controlar el peso y evitar los excesos propios de las comidas copiosas de Navidad y Año Nuevo. Controlar las cantidades que comemos de cada plato es fundamental para mantener al margen posibles consecuencias gestacionales como la diabetes.

Por otra parte, hay una serie de alimentos poco comunes en la dieta diaria pero típicos en los menús navideños que no son recomendables durante el embarazo. Algunos ejemplos son:

  • Marisco, ostras o pescados crudos, por el riesgo de contener anisakis.
  • Embutidos y fiambres como el jamón ibérico, debido al riesgo de que causen toxoplasmosis en la mujer. lo cual podría ser perjudicial para el desarrollo fetal.
  • Foie y carpaccio.
  • Productos lácteos sin pasteurizar tales como los quesos, debido a la posibilidad de que contengan listeria, que también supone un riesgo fetal.

En general, deben evitarse los alimentos crudos o pocos hechos. Por ejemplo, el marisco, si está bien cocinado y no se consume en exceso, no es algo prohibido, pero sí debe controlarse la adecuada elaboración del mismo. En cuanto a la prohibición común del jamón, debemos tener en cuenta que muchas mujeres están inmunizadas frente a la toxoplasmosis. En ese caso, sí podrán consumir este manjar tan común en Navidad.

También debemos tener especial precaución con ensaladas y verduras frescas, cuyo consumo se recomienda por su gran aporte de vitaminas y antioxidantes, pero es imprescindible que estén bien lavadas. De hecho, aunque el miedo a la toxoplasmosis se asocia al consumo de jamón, existe mayor riesgo de infección por verduras o frutas no lavadas correctamente.

En lo que respecta a los turrones, polvorones y otros dulces navideños, no están prohibidos, pero sí se debe evitar comer grandes cantidades debido a su exceso de azúcar y alto contenido calórico.

Cero alcohol durante la gestación

Como ya sabemos, el alcohol y el embarazo son totalmente incompatibles y en Navidad es complicado no brindar. Nuestro consejo es que busques una alternativa, como, por ejemplo, el champán de niños. Otra opción es simplemente mojarte los labios, sin llegar a beber de la copa, solo por vivir la magia de brindar y celebrar la entrada del año nuevo o la alegría de reunirse con familiares y amigos en estas fechas tan especiales.

Por otra parte, no está de más recordar los graves efectos que el tabaco puede causar sobre el feto, por lo que, aunque tu no fumes, aconsejamos evitar las salas o zonas donde haya mucha gente fumando o un ambiente muy cargado.

En definitiva, simplemente hay que seguir con la alimentación habitual, evitar los grandes excesos y huir de los alimentos más perjudiciales como carnes y pescados crudos, alcohol y quesos sin pasteurizar.

Queremos que paséis una navidades muy especiales, relajadas y sin obsesionaros con la alimentación. Por eso, os recordamos que podéis contactar con nuestra especialista en nutrición para consultar todas las dudas al respecto y pasar unas estupendas fiestas navideñas. Felices fiestas y feliz año nuevo de parte de todo el equipo de Minifiv.