Tu primera visita sin coste en Minifiv
icon phone

900 053 653

ES
Consejos y recomendaciones 26 Jun 2018 | By Minifiv

¿Son diferentes los niños nacidos por reproducción asistida?

Cuando una mujer o pareja se somete a un tratamiento de reproducción asistida, ya sea, inseminación artificial, FIV convencional o miniFIV, les surgen numerosas dudas y miedos.

Hay una preocupación especialmente destacada por muchos futuros papás que hace referencia al desarrollo y salud del futuro bebé.

Existe la falsa creencia de que los niños nacidos por métodos de reproducción asistida tienen mayor riesgo de presentar alteraciones en su desarrollo físico y mental. Sin embargo, numerosos estudios indican que esto no es cierto y que los niños de un embarazo logrado por FIV o miniFIV son iguales a aquellos nacidos tras una concepción natural.

40 años de la fecundación in vitro

Hace ya 40 años que nació la primera niña fruto de la técnica de fecundación in vitro y desde entonces los procedimientos de reproducción asistida se han ido perfeccionando. Durante todo este tiempo, han sido muchos los estudios e investigaciones que se han realizado sobre la seguridad de estas técnicas, especialmente en lo que se refiere a la salud y desarrollo de los bebés.

A día de hoy, podemos decir que ha pasado el suficiente tiempo como para hablar de resultados a largo-medio plazo, pues la primera “niña probeta” como fue mal llamada en su día, es ya una mujer sana madre de una preciosa niña, también sana. Además, Louise Brown, como se llama esta niña milagro nacida en 1978, logró el embarazo de su hija de forma natural y sin complicaciones.

Tanto Louise como los demás niños que la sucedieron fueron sometidos a numerosas pruebas tras su nacimiento y, todavía a día de hoy, para estudiar la seguridad del procedimiento de FIV y los efectos a largo plazo. Estas investigaciones indican que dicho método de reproducción asistida es igualmente seguro a la concepción natural en cuanto a desarrollo cognitivo y fisiológico de los pequeños.

Además, las valoraciones realizadas hasta la fecha demuestran que existen las mismas probabilidades de alteración genética, retraso mental y otras enfermedades.

Desarrollo social y emocional

Del mismo modo, se han analizado y se siguen todavía hoy estudiando las consecuencias a nivel emocional y social que puedan derivarse del hecho de nacer tras la fecundación en el laboratorio.

Los niños cuyos padres tuvieron que someterse a una técnica de reproducción asistida para lograr su gestación se desenvuelven socialmente del mismo modo que los concebidos naturalmente. Presentan buenas relaciones familiares y de amistad; incluso algunos estudios defienden que las relaciones familiares son mejores por el hecho de tratarse de niños tan buscados y deseados. En la otra cara de la moneda, encontramos otros profesionales que indican que este mismo hecho lleva a la sobreprotección de los menores, lo cual no siempre es adecuado para su correcto desarrollo emocional y social.

En cualquier caso, se trata de un aspecto educacional propio de cada familia y no una consecuencia del tratamiento reproductivo en sí. Por tanto, no podemos decir que los niños nacidos por FIV sean diferentes a los nacidos naturalmente.

El equipo de Minifiv confiamos plenamente en la seguridad del procedimiento de fecundación in vitro y nos mantenemos actualizados en los estudios al respecto con el objetivo de ofrecer la mayor información posible a los futuros papás para resolver sus dudas, disminuir sus preocupaciones y alejar todos sus miedos.

Tratamientos Fertilidad Minifiv