Nuevo Estudio de Fertilidad Minifiv
icon phone 900 053 653
ES
Infertilidad 24 Jun 2019 | By Minifiv

¿Qué es el espermiograma? ¿Cuáles son los valores normales?

El seminograma se trata de un análisis del líquido seminal que permite determinar si existen problemas de fertilidad en el hombre que puedan estar impidiendo el embarazo.

Los problemas de fertilidad masculinos son una de las principales causas que llevan a las parejas a solicitar tratamientos de reproducción asistida. Es importante identificar la calidad del esperma y sus posibilidades de fecundación, para así personalizar la atención y encontrar el método más adecuado. La prueba del seminograma nos ayuda a ello:

 

¿Qué es un Espermiograma o  Seminograma?

El espermiograma, también conocido como seminograma, es un estudio detallado del esperma en el que se analizan distintos parámetros de calidad seminal como el volumen o la densidad del semen, así como la concentración, movilidad y morfología de los espermatozoides, entre otros aspectos que detallamos a continuación.

 

Pasos a seguir para realizar la prueba de Espermiograma

La preparación del seminograma es la siguiente: para estudiar la calidad del esperma se recoge una muestra obtenida por masturbación tras un periodo de abstinencia eyaculatoria de entre 3 y 5 días. Es fundamental obtener la muestra completa, inmediatamente después de la eyaculación y en condiciones de máxima higiene.

El semen obtenido se analiza tanto nivel microscópico como macroscópico. En el examen del seminograma los parámetros estudiados son:

  • Análisis macroscópico: se mide el pH, el volumen, el color y la densidad del semen, así como el tiempo de licuefacción del mismo. 
  • Análisis microscópico: se observa, bajo el microscopio, el comportamiento de los espermatozoides contenidos en el semen. Se estudia su concentración, movilidad, morfología y vitalidad. También es importante examinar la presencia de otros tipos celulares que puedan indicar infección o alteración como por ejemplo células epiteliales o leucocitos.

Todos estos aspectos son plasmados en un informe, a partir del cual se valora la fertilidad masculina.

Espermiograma, análisis de fertilidad masculina con un seminograma

 

Seminograma: los resultados normales

Para poder interpretar los resultados del seminograma, se tienen en cuenta los valores de referencia de normalidad que la OMS (Organización Mundial de la Salud) estableció en 2010. Un seminograma normal es aquel que contiene estos valores:

  • pH: la muestra de semen debe tener un pH de entre 7,2 y 8,0.
  • Volumen: valores por encima de 1,5 ml de esperma son considerados normales en relación al volumen.
  • Concentración: a lo largo de su camino hacia el óvulo, los espermatozoides se encuentran con varios obstáculos y muchos de ellos no pueden superarlos, quedando atrás en el viaje. Por ello, es fundamental que la cantidad de espermatozoides sea elevada, para asegurar que al menos uno de ellos llega hasta el óvulo y lo fecunda. Se considera normal una concentración superior a 15 millones de espermatozoides/ml de esperma.
  • Cantidad de espermatozoides: para facilitar el embarazo, la cantidad de espermatozoides expulsados en la eyaculación debe ser de al menos 39 millones.
  • Movilidad espermática: los espermatozoides son depositados en la vagina y desde aquí han de llegar hasta el óvulo, situado en las trompas de Falopio. Por esta razón, es importante que tengan capacidad de movimiento. Se recomienda que al menos el 40% de los espermatozoides de la muestra de semen se mueva y que más del 32% lo haga de una forma progresiva, es decir, avanzando hacia el óvulo.
  • Morfología: para que el espermatozoide pueda penetrar en el óvulo y dar lugar al embrión, es imprescindible que tenga una forma adecuada en relación a su cabeza, cuello y cola. La OMS considera normal una muestra con más del 4% de los espermatozoides con una morfología normal.
  • Vitalidad: más del 58% de los espermatozoides deben estar vivos, de los contrario, se dificulta la fecundación del óvulo.
  • Leucocitos: una muestra con más de 1 millón de leucocitos/ml suele indicar infección y ello puede afectar a la calidad seminal.

 

Alteraciones relacionadas con los espermatozoides

En función de los resultados obtenidos en el espermiograma y su comparación con los valores normales, se realiza un diagnóstico de la fertilidad del varón a nivel espermático.

Así, se determina si existe normozoospermia (un espermiograma normal con una muestra de semen sin problemas) o si, por el contrario, el hombre padece alguna de las siguientes alteraciones seminales:

  • Oligospermia o oligozoospermia: cuando la muestra de esperma tiene una concentración de espermatozoides menor a 15 millones/ml. En caso de concentración extremadamente baja, menor a 100.000 espermatozoides/ml, hablamos de criptozoospermia.
  • Astenospermia o astenozoospermia: se diagnostica cuando la movilidad de los espermatozoides no alcanza los valores de referencia.
  • Teratospermia o teratozoospermia: ocurre en casos en los que el porcentaje de espermatozoides con forma anómala es mayor al 96%.
  • Azoospermia: es una patología masculina que aparece cuando no se observan espermatozoides en el eyaculado.
  • Hipospermia: se indica si el volumen de semen es bajo.
  • Aspermia: se diagnostica cuando el hombre no es capaz de eyacular, es decir, cuando el volumen de semen eyaculado es cero.

También es posible que un hombre padezca varias anomalías. Un ejemplo de ello es la astenoteratozoospermia, diagnosticada cuando una muestra seminal presenta anomalías tanto en la movilidad como en la morfología de los espermatozoides.

En cualquier caso, si se encuentra alguna alteración, se recomienda realizar más de un seminograma, separados entre dos y tres meses, para confirmar el diagnóstico.

Espermiograma cada 2 o 3 meses

 

¿Qué es el Seminograma REM?

REM responde a las siglas de Recuento de Espermatozoides Móviles. Para hacer un seminograma REM, tras el análisis de los parámetros comentados anteriormente, la muestra seminal es procesada mediante la llamada capacitación espermática.

Este proceso permite eliminar el plasma seminal y las células inmóviles y muertas para concentrar la muestra de semen en espermatozoides de buena movilidad. Tras obtener la muestra seminal “limpia”, se realiza un segundo conteo de los espermatozoides móviles y se obtiene un valor REM.

Este valor permite determinar la técnica de reproducción asistida que ofrecerá mayor probabilidad de embarazo:

  • Si el valor REM es mayor a 3 millones de espermatozoides móviles progresivos, la inseminación artificial ofrecerá posibilidad de embarazo.
  • Si el valor se sitúa entre 1 y 3 millones de espermatozoides móviles progresivos, se recomendará realizar una fecundación in vitro (FIV) convencional.
  • Por último, si tras la capacitación obtenemos menos de 1 millón de espermatozoides móviles progresivos, será necesario recurrir a la técnica de ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides), pues lograr el embarazo con alguno de los otros dos métodos será complicado. 

En Minifiv apostamos por la personalización de los tratamientos para la infertilidad y, por ello, además de tener en cuenta el resultado del seminograma, valoramos en conjunto otros muchos factores implicados en la fertilidad, no solo en el hombre sino también en la mujer.

 

New call-to-action