Tu primera visita sin coste en Minifiv
icon phone

900 053 653

ES
Clínica Minifiv 10 Jun 2019 | By Minifiv

Todo sobre la FIV en ciclo natural en Minifiv

La fecundación in vitro en ciclo natural es un tratamiento de fertilidad que prescinde completamente de hormonas. Especialmente recomendado para las mujeres que quieren evitar la estimulación ovárica.

Cuando nos preguntan sobre los tratamientos de fertilidad que conocemos, la inseminación artificial y la fecundación in vitro son los nombres que suelen aparecer más rápidamente. No obstante, las técnicas de reproducción asistida son cada vez más diversas, y abordan de forma específica las necesidades de las diferentes parejas y mujeres sin pareja que quieren tener hijos.

La fecundación in vitro se puede aplicar de muchas maneras más allá de la convencional. Existe la FIV con estimulación suave, también conocida como MiniFIV, en la que se administra una cantidad menor de hormonas y medicación para un tratamiento más económico, menos agresivo para la salud y con menor riesgo de complicaciones. Y después está la FIV en ciclo natural, en la que directamente se elimina todo tipo de estimulación del ovario.

Qué es la FIV en ciclo natural

La fecundación in vitro en ciclo natural es un tratamiento que consiste en obtener el óvulo de mejor calidad que la mujer genera de forma natural, para fecundarlo después en el laboratorio. La clave de la FIV en ciclo natural, el elemento que lo diferencia del resto, es que es totalmente inocuo. Evita por completo la medicación y las inyecciones para la estimulación ovárica.

Las mujeres producen ovocitos de forma natural en cada ciclo menstrual. Con esta FIV el objetivo es extraer el mejor de todos ellos, realizando ecografías de seguimiento para controlar el ciclo de la ovulación.

Ecografía para el control de la evolución

Los pasos de la miniFIV en ciclo natural son los siguientes:

  1. Examen inicial de la paciente. Se realiza una ecografía en los primeros días del ciclo. Así el médico puede confirmar que la paciente está lista para empezar el tratamiento.

  2. Ecografías de control. Permiten controlar el seguimiento de la ovulación.

  3. Punción folicular. La intervención es sencilla, y no dura más de 5 minutos, con un ingreso inferior a 30 minutos. Por vía vaginal se extrae el ovocito en el momento adecuado, cuando ha madurado. Si la paciente lo pide se puede evitar la anestesia al tratarse de un proceso habitualmente rápido e indoloro.

  4. Fecundación del óvulo. Se fecunda el óvulo con los espermatozoides seleccionados mediante la fecundación in vitro o la microinyección espermática (ICSI).

  5. Observación en laboratorio. El embrión permanece en el incubador entre 2 y 6 días. Durante este tiempo se comprueba la evolución y la viabilidad del embrión, y se decide si es suficientemente bueno para transferirlo.

  6. Transferencia embrionaria. Se introduce el embrión en el útero de la mujer. No hace falta sedación ni ingreso, es una intervención rápida y sencilla.

  7. Prueba del embarazo. Pasados 10-12 días desde la transferencia, para saber si se ha producido el embarazo o no.

Si buscas una clínica para realizar un tratamiento de FIV en ciclo natural en Madrid, en Minifiv estamos a tu disposición. Aconsejamos esta técnica a pacientes que quieren evitar la estimulación ovárica por problemas de salud: antecedentes de cáncer hormonal, trombosis…

También se recomienda las mujeres que quieren evitar la congelación de embriones, y a las pacientes de buen pronóstico (mujeres sin pareja, parejas de mujeres, factor tubárico…) que no necesitan extraer un gran número de óvulos para tener embriones que transferir. Esta es una oportunidad para ser madre con la fórmula más natural posible.

contacta con nosotros