Primera visita está incluida en tu tratamiento
icon phone

900 053 653

ES
Fertilidad 13 Feb 2019 | By Minifiv

Los tratamientos de fertilidad más comunes

La infertilidad es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres e impide conseguir el embarazo y que nazca el bebé. No se debe confundir infertilidad con esterilidad, que es la incapacidad para concebir y afecta a 1 de cada 6 parejas en edad fértil.

Los tratamientos de fertilidad son la mejor opción para aquellas parejas heterosexuales en las que uno de los miembros, o ambos, cuenta con problemas de fertilidad. Estos tratamientos también ayudan a las parejas de mujeres que quieren tener un hijo y las madres solteras que buscan emprender la aventura de la maternidad.

Los tratamientos de reproducción asistida consiguen que se dé el embarazo. Existen diferentes técnicas y métodos que te explicamos a continuación, pero el objetivo común es el mismo: traer un nuevo miembro a la familia.  

Tipos de tratamientos de fertilidad

Fecundación in vitro (FIV)

La fecundación in vitro es un tratamiento de reproducción asistida muy extendido, probablemente el que más. Se trata de unir el óvulo con el espermatozoide fuera del cuerpo de la mujer, en el laboratorio (in vitro) y obtener así embriones ya fecundados. Estos embriones se transfieren al útero materno para que evolucionen hasta llegar al embarazo.

Una variante de la fecundación in vitro es la FIV en ciclo natural. Es una técnica menos agresiva en cuanto a medicamentos ni hormonas: el objetivo es generar varios óvulos durante el ciclo menstrual para extraer el mejor y después fecundarlo en el laboratorio.

Fecundación in Vitro

Inseminación artificial (IA)

Otro tratamiento muy popular es la inseminación artificial (IA). El tratamiento de inseminación artificial se diferencia de la FIV en que la fecundación del óvulo se produce directamente en el útero de la mujer, no en un laboratorio. Con esta técnica se introduce una muestra de semen previamente optimizada en el interior del útero para mejorar las posibilidades de fecundación y facilitar el proceso. Así se acorta la distancia que el espermatozoide debe recorrer y facilitamos su encuentro con el óvulo.

Es una técnica que no necesita extraer los óvulos de la mujer, pero sí es posible que se realice una estimulación ovárica para aumentar las posibilidades del embarazo. La estimulación ovárica consiste en la inyección intramuscular de hormonas para que la mujer produzca más óvulos de lo habitual dentro de su ciclo, y así incrementar la posibilidad de fecundación.

En el caso de que exista una infertilidad masculina severa, se usa la técnica de la Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI) tanto en la FIV como en la IA. Esta técnica consiste en extraer los mejores espermatozoides de una muestra seminal para mejorar los resultados. Si el varón no cuenta con problemas de fertilidad no es necesario aplicar el ICSI, con el método convencional es suficiente.

Ovodonación

Hay mujeres cuyos óvulos no les permiten gestar un embrión por sí mismas. La reproducción asistida ofrece alternativas en estos casos, para seguir con la ilusión de ser madre. Una de las opciones es la ovodonación, es decir, el tratamiento en que se realiza una FIV con los óvulos de una donante y los espermatozoides de la pareja masculina.

En caso de que la pareja masculina también tenga problemas de fertilidad o simplemente no tenga pareja, se puede recurrir también a un banco de semen. La donación de óvulos (y de esperma si hiciese falta) permite conseguir la maternidad a parejas con más dificultades.

Mini FIV

Mini FIV es un tratamiento alternativo a la FIV tradicional. Similar, pero más cómodo y sencillo; también se conoce como FIV con estimulación suave. Con el tratamiento Mini FIV se obtienen menos ovocitos para fecundar en el laboratorio, pero son de mayor calidad. La dosis de hormonas usadas se reduce al máximo, y el número de inyecciones que la paciente recibe para preparar sus ovarios disminuye en un 80%.  

Es un proceso más natural y con menor tiempo quirúrgico y anestésico. Las estimulaciones ováricas son suaves, el proceso se completa en menos visitas y requiere menos gasto en medicación. Una muy buena alternativa para ser padres y madres.

Óvulo, estimulación ovárica suave

Efectos secundarios de los tratamientos de fertilidad

Una de las preguntas frecuentes en Minifiv es la de qué efectos secundarios tiene un tratamiento de fertilidad en la salud de los pacientes. Uno de los síntomas que pueden surgir durante el proceso es el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO).

Este síndrome es una complicación derivada del tratamiento de estimulación ovárica que se aplica a muchas mujeres para favorecer el desarrollo de más óvulos. El ovario se hincha más de lo esperado ante la medicación hormonal administrada, y puede desencadenar síntomas leves o graves, según cada caso. De todas formas, hay métodos de prevención y control del SHO siempre con un riguroso control médico.

Los tratamientos de fertilidad han ayudado a crear nuevos modelos de familia y han hecho que parejas de todo tipo disfruten de la paternidad. La reproducción asistida es una apuesta por cumplir tus sueños.

Tratamientos Fertilidad Minifiv