Nuevo Estudio de Fertilidad Minifiv
icon phone 900 053 653
ES
Consejos y recomendaciones 10 May 2019 | By Minifiv

Cuidados para la madre gestante: te ayudamos a preservar tu salud

Cuidar de tu salud es necesario bajo cualquier circunstancia pero, cuando por fin te has quedado embarazada, es más importante que nunca prestar atención a tu cuerpo. Te damos consejos sobre ejercicio y alimentación para que te encuentres en las mejores condiciones.

El embarazo es un período en el que el cuerpo de la mujer está sujeto a muchos cambios. Los dolores de espalda, náuseas y vómitos son habituales, los hábitos de sueño se vuelven irregulares y es probable que los pies y tobillos se hinchen. Así pues, la relación entre madre gestante y cuidados debe de ser muy estrecha, no para evitar los síntomas comunes de cualquier embarazo, sino para que la futura madre pase por el proceso de la forma más saludable.

Te recomendamos consultar a tu ginecólogo para que te dé pautas específicas de alimentación según tu estado, pero hay una serie de consejos básicos que cualquier mujer embarazada puede aplicar. Consulta los sugerencias sobre nutrición y actividad física que te ofrecemos para que cuides de ti misma durante los nueve meses de espera, hasta que nazca el bebé:

Alimentación durante el embarazo

La relación entre alimentos y fertilidad está comprobada, aunque existen muchos mitos y leyendas alrededor de la alimentación en el período de gestación. Además, seguro que en tu entorno encontrarás a mucha gente dispuesta a darte consejos y contarte su experiencia, lo que a veces puede ser útil y a veces llegar a confundir.

Beneficios de una buena alimentación para embarazadas

Más allá de rumores, hay una serie de elementos que indudablemente aportan beneficios a la salud de las embarazadas. Son estos:

  • Ácido fólico. Previene los defectos de nacimientos del tubo neural, donde se origina el sistema nervioso central. Lo puedes encontrar en espárragos, legumbres y avellanas.

  • Omega 3. Mejora el desarrollo cerebral del bebé. Los alimentos ricos en Omega 3 son las nueces y semillas y también los pescados y mariscos (salmón, caballa, atún).

  • Calcio. El calcio fortalece los huesos y dientes del recién nacido, por lo que es muy importante su consumo. La leche es la principal fuente de calcio; toma 3 raciones lácteas al día, ya sea en forma de leche o queso, yogur, etc.

  • Proteínas animales. Fundamentales para que el embrión crezca correctamente. Las carnes, pescados y huevos cocinados contienen estas proteínas. Si lo acompañas con vitamina C (que encontramos en cítricos) la absorción será mejor.

  • Grasas vegetales. Ayudan a construir las membranas de las células, especialmente el aceite de oliva.

¿Y qué es lo que debemos evitar si estamos embarazadas? Algunos alimentos es mejor mantenerlos lejos al menos durante la gestación:

  • Platos muy grasos. La digestión es más lenta en el embarazo debido a la producción de hormonas, así que es mejor evitar comidas que sean muy altas en grasas por este motivo. Mejor comer más veces al día en menor cantidad que comer mucho de golpe.

  • Verduras crudas. Hay que tener cuidado con las verduras y lavarlas muy bien si no vas a cocinarlas. De lo contrario hay un riesgo de toxoplasmosis, una enfermedad infecciosa muy perjudicial para los fetos.

  • Bebidas estimulantes. Y los refrescos, mejor si son sin azúcar. Aunque lo principal es hidratarse mucho e ingerir agua en grandes cantidades.

Hay alimentos que están directamente prohibidos como son la carne y el pescado crudo, los quesos sin pasteurizar y los embutidos y fiambres no cocidos. Y, por supuesto, al tabaco y al alcohol no hay que acercarse.

Alimentación saludable durante el embarazo

Actividades para mujeres gestantes

El ejercicio físico es un buen compañero en los meses de embarazo. Alivia las molestias en las primeras semanas, te ayuda a dormir mejor, mantener el peso ideal y te prepara para el momento del parto. ¿Qué tipo de actividades puedes llevar a cabo? Las siguientes:

  • Yoga. Los dolores de espalda son uno de los síntomas más habituales en embarazadas, y tanto el yoga como el pilates previenen estos dolores y cuidan tu postura corporal, además de relajarte.

  • Paseos. Puede parecer muy simple, pero caminar ayuda a la circulación y evita tanto que los pies y tobillos se hinchen como el estreñimiento.

  • Ejercicios acuáticos. En el agua nuestro cuerpo pesa menos, así que es más fácil para las embarazadas hacer determinados movimientos. La natación y el aquaerobic, por ejemplo, te mantienen en forma, corrigen tu postura y también son relajantes.

Insistimos mucho en la hidratación, especialmente mientras practicas deporte, para no sufrir mareos ni otros percances. Y en Internet encontrarás muchos ejemplos de música para madres gestantes que puedes poner de fondo para estimular al bebé.

Estar embarazada no significa guardar reposo total; debes seguir con tu rutina sin realizar esfuerzos excesivos. Es un período de muchas emociones; vívelo cuidando tu salud y el resultado final te hará muy feliz.

New call-to-action