Primera visita está incluida en tu tratamiento
icon phone

900 053 653

ES
Nutrición fértil 27 Mar 2018 | By Minifiv

¿Qué puedo hacer para mejorar mi fertilidad a través de la dieta?

Cuando hablamos de fertilidad y procreación, debemos considerar la clara influencia de la alimentación, pues al igual que el resto de sistemas del organismo, el sistema reproductor necesita los nutrientes adecuados para su correcto funcionamiento. 

Mantener unos hábitos de vida saludables, basados en una dieta equilibrada y la realización de ejercicio físico regular, es fundamental para favorecer el embarazo y mejorar las probabilidades de éxito de los tratamientos reproductivos. En este artículo daremos una serie de consejos para mejorar el estado de fertilidad tanto de mujeres como de hombres con el objetivo de aumentar las posibilidades de lograr la gestación. 

Alimentación, hormonas e infertilidad

El aparato reproductivo está guiado por un conjunto de hormonas, entre las que encontramos los estrógenos, la testosterona, la FSH o la prolactina, entre otras. El desequilibrio en alguna de estas hormonas puede llegar a dificultar o impedir algunas funciones del sistema reproductivo, causando diferentes problemas de fertilidad. 

El desarrollo y maduración de los óvulos, el ciclo menstrual, la ovulación o la producción de espermatozoides son algunas de las funciones controladas por hormonas. Por ello, cualquier fallo a nivel hormonal, por ejemplo, el déficit de testosterona o de estrógenos, puede ser motivo de alteración en la producción y calidad de óvulos y espermatozoides, llevando a la infertilidad. 

Una combinación adecuada de nutrientes permite mantener las hormonas reproductivas en los niveles adecuados. Por ello, para mejorar la fertilidad es imprescindible alimentarse de forma sana y equilibrada. De esta manera, evitaremos el desequilibrio de ciertos minerales y vitaminas con influencia en la reproducción. 

Dieta para aumentar la fertilidad

Modificar ciertos hábitos alimentarios es un gesto sencillo que nos permitirá mejorar no solo nuestro estado de fertilidad, sino nuestra salud general. Aunque es importante tanto en hombres como en mujeres, especialmente en éstas últimas se requiere el cuidado estricto de la alimentación, pensando ya en las necesidades del embarazo. Nuestra especialista en nutrición fértil recomienda seguir estos consejos nutricionales

  1. Cambia las grasas saturadas y grasas trans, comunes en los fritos y la bollería industrial, por grasas saludables como las poliinsaturadas y monoinsaturadas. Las podemos encontrar en los frutos secos, el aguacate o el aceite de oliva. También es muy recomendable comer marisco y pescado azul (salmón, atún, sardina...).
  2. Aumenta el consumo de antioxidantes y vitaminas. Puedes encontrar estos nutrientes en frutas y verduras como naranjas, limones, kiwis, brócoli, coliflor, espinacas, cereales integrales o tomate. Los vegetales de mayor potencial antioxidante son el tomate y las granadas.
  3. El ácido fólico lo encontramos en las verduras de hojas verdes, guisantes, plátanos, huevos, nueces y cereales integrales, entre otros. Se trata de un compuesto que ayuda a la creación de células nuevas. Se recomienda para evitar alteraciones congénitas en el futuro bebé.
  4. El selenio y el zinc son minerales básicos para la fertilidad. Además de sus propiedades antioxidantes, ayudan a mejorar la movilidad de los espermatozoides. Algunos estudios relacionan el déficit de zinc con el aborto espontáneo y la prematuridad. Los garbanzos, el jengibre, los huevos o los frutos secos son algunos alimentos que contienen estos nutrientes.
  5. Reduce el consumo de cafeína y azúcares. El consumo moderado no está contraindicado.
  6. Bebe al menos 1 o 1.5 litros de agua.

El yodo, el hierro y el calcio son otros compuestos que no deben faltar en la dieta de una mujer que busca el embarazo, ya sea de forma natural o a través de un tratamiento de reproducción asistida.  

Estilo de vida cuando se está buscando el embarazo

Además de la alimentación equilibrada y la ingesta adecuada de nutrientes relacionados con la fertilidad, es recomendable mantener un estado de salud general adecuado. La realización de ejercicio físico moderado ayuda a mantener nuestro peso a raya y evitar la obesidad. Varios estudios indican que el sobrepeso y la obesidad afectan negativamente a la fertilidad. Además, disminuyen la efectividad de los tratamientos de reproducción asistida. Del mismo modo, la pérdida excesiva de peso puede influir a nivel hormonal y alterar el sistema reproductivo. 

Por otra parte, la actividad física regular ayuda a reducir el estrés y liberar toxinas, lo cual también es de gran ayuda durante la búsqueda del embarazo. El yoga, la meditación o la acupuntura son otras actividades aconsejadas para mejorar la fertilidad. 

En Minifiv consideramos que el apoyo nutricional es el complemento perfecto para optimizar tu tratamiento reproductivo. Por ello, contamos con una experta en nutrición fértil que te proporcionará una dieta personalizada y te dará los consejos necesarios para aumentar tus probabilidades de embarazo. Si quieres más información sobre nuestro apoyo nutricional especializado en fertilidad, solo tienes que preguntarnos.

New call-to-action