Nuevo Estudio de Fertilidad Minifiv
icon phone 900 053 653
ES
Nutrición fértil 09 Sep 2014 | By Minifiv

Nutrición y fertilidad

La nutrición es uno de los principales factores ambientales que afectan a la capacidad reproductiva.

Las mujeres con bajo peso tienen trastornos en la menstruación y alteraciones de la ovulación que dificultan la consecución de un embarazo. Por otro lado, la obesidad y el sobrepeso alteran la capacidad reproductiva de las mujeres. Y es que existe una relación entre la nutrición y la fertilidad.

nutricion fertilidad

¿Qué es la nutrición fértil?

Este término se refiere a aquellos nutrientes y alimentos que intervienen en la bioquímica de la fertilidad y que ayudan a mejorar las posibilidades de embarazo. El Dr. Alfonso Bermejo, director médico de Minifiv, lo explica: “hay cosas que podamos hacer no para conseguir un embarazo en el 100% de los casos, sino para optimizar los resultados”. Por lo tanto, tu alimentación puede ser una forma más de ayudar a que tu cuerpo se mantenga en las tasas de fertilidad más altas posibles.

Sobre esto habla en profundidad, también, Virginia Ruipérez, Directora de Nutrición en Minifiv y autora de “Fertilidad Natural”. En este habla sobre cómo potenciar la fertilidad y hace una mención especial a la alimentación, factor clave según ella para conseguir el embarazo. Además, comparte los resultados de un estudio realizado a 82 mujeres de las cuales 60 consiguieron ser madres. 

Recomendaciones para una nutrición fértil

Mantener una dieta sana es bueno para tu salud, estés o no buscando tener un hijo. Sin embargo, durante este proceso puede convertirse en una ayuda adicional para conseguir el objetivo deseado. Aquí unos consejos para aumentar potenciar tu fertilidad con la alimentación:

  • Mantener una dieta mediterránea. 

  • Eliminar la leche de vaca y sus derivados.

  • Los hidratos de carbono, arroz y harinas, preferiblemente que sean integrales.

  • No comer carne roja más de dos veces por semana.

  • Consumir alimentos frescos y de temporada.

  • Tomar frutos secos.

  • Practicar ejercicio regular para mejorar la calidad de vida.

  • Restringir el café, el té y las bebidas con cafeína.

  • Prohibido el alcohol, el tabaco y las drogas.

nutricion fertil

Además de estas recomendaciones generales sobre nutrición, trata de llevar una dieta que alimente específicamente a aquellos órganos que intervienen especialmente en tu fertilidad. 

  • Vitamina B para la hipófisis: este órgano es el encargado de regular el ciclo ovulatorio y la producción espermática; por lo tanto, ofrécele los mejores cuidados con una dieta rica en vitamina B (su preferida). Trata de tomar cereales integrales, como por ejemplo arrox.

  • Progesterona para el embarazo: la progesterona es la hormona que mantiene el embarazo en marcha y esta se alimenta de betacarotenos. ¿Dónde podemos encontrarlos? En todos los alimentos de color naranja como la zanahoria, la calabaza, el melón o el mango.

  • Yodo para la tiroides: las hormonas tiroideas, claves para la fertilidad y el embarazo, surgen gracias a dietas ricas en yodo. Una de las principales fuentes de yodo es la sal marina sin refinar. 

  • Omega 3 para los ovarios: para un correcto funcionamiento de los ovarios potencia la ingesta de pescado azul.

Suplementos nutricionales

Como apoyo a tu alimentación, puedes tomar suplementos nutricionales siempre y cuando estos estén supervisados y recomendados por tu médico. Los más habituales son estos dos: 

El yodo

El yodo es necesario para el adecuado funcionamiento de la glándula tiroides y para la producción propia de las hormonas tiroideas. Las mujeres embarazadas o lactantes necesitan mayores cantidades de yodo, ya que las hormonas tiroideas son necesarias desde el inicio del desarrollo embrionario y durante toda la vida. Alimentos como los pescados y mariscos, los lácteos o las verduras y frutas, serán tus aliados para poder tener una dieta completa y rica en yodo.

El ácido fólico

El ácido fólico está presente en las legumbres, vegetales de hoja verde, frutos secos. A pesar de una dieta completa, se recomienda un aporte suplementario de 400 microgramos diarios como mínimo un mes antes de la concepción. 

Como dice el refrán: somos lo que comemos. Por eso, es importante saber enfocar nuestra alimentación y que se convierta en una herramienta más para mejorar nuestra salud y bienestar.

Nutrición y Fertilidad