icon phone

900 053 653

ES
Clínica Minifiv 04 Oct 2017 | By Minifiv

¿Cuáles son los pasos de la miniFIV?

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, miniFIV es un tratamiento alternativo a la FIV convencional cuya principal peculiaridad es la aplicación de un protocolo de estimulación ovárica mucho más suave. En este artículo vamos un poco más allá y os contamos paso a paso las fases de este proceso, también conocido como FIV suave, soft-FIV o FIV de estimulación mínima.

Aunque los pasos a seguir son prácticamente los mismos, el empleo de bajas dosis de hormonas hace de la miniFIV un proceso más corto, sencillo, cómodo y económico en comparación con la FIV clásica. Si buscas tratamientos miniFIV en Madrid, nuestra clínica es pionera en esta técnica; consulta las diferencias entre fecundación in vitro y miniFIV para conocer todas las ventajas.  

Las principales fases de la miniFIV son, en orden, las siguientes:

Estudio inicial de la paciente

El ginecólogo realiza una ecografía vaginal en los primeros días de ciclo para confirmar que todo está correcto y que, por tanto, la paciente está lista para empezar  la estimulación.

Estimulación ovárica suave

La paciente recibe medicación hormonal a bajas dosis para favorecer el crecimiento y maduración de entre 3 y 5 óvulos. El proceso de estimulación de la miniFIV se basa principalmente en el citrato de clomifeno. Dependiendo de la respuesta a este fármaco, en algunas ocasiones se añaden también hormonas autoinyectables en cantidades mucho menores que las indicadas para el proceso de FIV convencional.

Durante esta fase, la paciente debe acudir a controles ecográficos que permiten al especialista analizar la evolución del ovario y determinar el momento idóneo para la extracción de los óvulos.

Maduración de los óvulos

En los controles de la mini-estimulación, el especialista analiza la concentración de estradiol y progesterona y mide los folículos. Cuando el tamaño es adecuado y las analíticas indican que es el momento óptimo, la mujer se administra una última medicación (inyectada o inhalada). Ésta permite la maduración final de los óvulos para su extracción unas 36-40 horas después.

Punción ovárica o folicular

Cuando los óvulos están maduros y antes de que ocurra la ovulación natural, es decir, entre 36 y 40 horas después de dar la última medicación, se realiza la operación para la extracción de los óvulos: la punción folicular. Se trata de una intervención sencilla, de unos 20 minutos, que se realiza bajo sedación. No requiere más de 2-3 horas de ingreso hospitalario y los riesgos son muy bajos.

Fecundación de los óvulos

Los óvulos obtenidos en la punción son fecundados con los espermatozoides del marido o de un donante anónimo. Este proceso puede hacerse de forma clásica o mediante la técnica de ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides).

Cultivo embrionario

Tras la fecundación, los embriones obtenidos se mantienen en cultivo entre 2 y 6 días. Durante estos días se analiza detenidamente su evolución. Aquellos embriones que se detienen o no muestran la calidad suficiente son descartados. De entre los viables, se selecciona el mejor y se transfiere al útero de la futura madre.

El cultivo se lleva a cabo en incubadores especiales que permiten imitar las condiciones de presión, humedad y temperatura idónea para el desarrollo y evolución de los embriones.

Transferencia de los embriones

Éste es el proceso en el que el embrión seleccionado es depositado en el útero materno a la espera de que ocurra la implantación y podamos marcar el inicio del embarazo. La transferencia o “transfer” puede hacerse en el mismo ciclo de estimulación o en el ciclo siguiente, dependiendo de las cualidades del endometrio.

En algunas ocasiones, el citrato de clomifeno dado para la estimulación ovárica afecta a la receptividad del endometrio (capa uterina donde implantan los embriones). Por ello, en función de los valores de estradiol y el grosor endometrial, el especialista indicará si el endometrio está en las condiciones idóneas para la implantación o si es conveniente vitrificar los embriones y hacer la transfer más adelante, cuando el endometrio sea óptimo.

Es importante resaltar que la transferencia es un proceso sencillo e indoloro que no requiere anestesia ni ingreso.

Prueba de embarazo

Aproximadamente 10-12 días después de transferir el embrión, ya podemos realizar la prueba de embarazo. A este periodo de espera desde la transferencia hasta la prueba de embarazo se le conoce como “betaespera”.

Hacer el test antes del tiempo establecido puede dar lugar a resultados erróneos (falsos negativos o falsos positivos), por lo que es fundamental cumplir el tiempo indicado de betaespera.

Como nuestro propio nombre indica, en Minifiv somos expertos en el proceso de miniFIV. Nuestros especialistas cuentan con amplia experiencia en la aplicación de esta técnica alternativa, de la que reportan muy buenos resultados además de numerosas ventajas como la reducción en el tiempo de tratamiento o la disminución de los efectos secundarios. Conoce las ventajas de la estimulación ovárica suave y descubre los beneficios de miniFIV. 

Tratamientos Fertilidad Minifiv