Nuevo Estudio de Fertilidad Minifiv
icon phone 900 053 653
ES
Consejos y recomendaciones 22 Aug 2019 | By Minifiv

Qué preguntar al ginecólogo antes del embarazo

Visitar al ginecólogo si te estás planteando tener un hijo es muy útil para resolver tus dudas y evaluar tus posibilidades de éxito, además de recibir pautas y consejos que optimizarán los resultados.

La consulta preconcepcional es la visita al ginecólogo que se realiza cuando la mujer está planeando su embarazo y quiere ser madre. El objetivo de esta visita es triple; por un lado, se evalúan los riesgos que puede afrontar la paciente durante la gestación, desde antecedentes reproductivos (si ha tenido problemas para quedarse embarazada previamente o ha sufrido abortos) hasta su historia clínica y los factores de riesgo.

Esta consulta también sirve para realizar exploraciones, y recabar así más información sobre el estado de la mujer; y para educar en términos de salud reproductiva, al informar de hábitos saludables y prescribir suplementos que ayuden a la consecución del embarazo. 

La primera visita al ginecólogo para el embarazo es el espacio perfecto para que te deshagas de todas las dudas que tengas como futura madre. A menudo creemos que nuestras preguntas son absurdas y que el ginecólogo se va a reír al escucharlas, pero nada más lejos de la realidad. Calmar las inseguridades y aportar información es parte imprescindible de su trabajo, y lo hacen de buen gusto. 

Hemos preparado un resumen con las preguntas más habituales que suelen hacerse en este contexto; te ofrecemos una respuesta, pero te animamos a que tú misma acudas a tu especialista. La búsqueda del embarazo es un camino a veces fácil, a veces con obstáculos, pero siempre con grandes recompensas.

preguntas al ginecólogo antes del embarazo

Qué preguntar al ginecólogo antes del embarazo

Una de las dudas más habituales tiene que ver con la alimentación. ¿Tenemos que modificar nuestra dieta al buscar el embarazo? ¿Hay algún suplemento que nos beneficie? Respecto al primer punto, la mejor guía que podemos tener es la dieta mediterránea. Cuando hablamos de esta dieta nos referimos a consumir frutas, verduras y legumbres en abundancia, usar el aceite de oliva, priorizar los alimentos frescos frente a los procesados e ingerir mucha agua y poco alcohol o bebidas azucaradas. 

La dieta mediterránea reduce los problemas ovulatorios y mejora la calidad de los espermatozoides. Además, podemos sumarle la ingesta de ácido fólico. El ácido fólico es una vitamina que previene defectos del tubo neural; los problemas que se originan en el cerebro y la médula espinal. Esta vitamina (que forma parte del grupo de vitaminas B) se recomienda tomar unos dos/tres meses antes de la gestación y durante las primeras semanas del embarazo para evitar alteraciones neuronales. 

Tan importante es saber lo que debemos hacer como lo que debemos evitar. Afortunadamente, todo el mundo tiene claro que no se debe fumar ni beber alcohol durante la gestación; no obstante, reducir el consumo de sustancias tóxicas también es importante en la fase previa. Los efectos del alcohol en la fertilidad no son precisamente positivos: pueden provocar irregularidades en la menstruación, ovulación y producción de hormonas. No pasa nada por tomarse una copa un fin de semana, pero hay que vigilar el consumo habitual y reducirlo en la medida de lo posible. Así que, si le preguntas a tu ginecólogo si puedes consumir alcohol y tabaco durante el proceso, lo más probable es que te diga que mejor no. 

También aparecen dudas sobre el futuro embarazo, especialmente en relación a las capacidades de nuestro cuerpo en ese período. ¿Se puede hacer ejercicio? Sí, de hecho el deporte durante la gestación es positivo. Consulta con tu ginecólogo para que te oriente sobre qué actividades físicas son las más adecuadas, pero la natación o simplemente salir a dar paseos suele funcionar muy bien. 

El sexo es también una preocupación; a no ser que haya una recomendación contraria del médico, se puede practicar sexo con normalidad estando embarazada. ¿Hasta cuándo podré trabajar? Aquí cada caso es distinto. Algunas mujeres necesitan reposar desde muy pronto y otras pueden alargar el inicio de su baja médica hasta pocos días antes del nacimiento. Lo sabrás conforme transcurra tu embarazo.

El tiempo que se tarda desde que empiezas a buscar el embarazo hasta que lo consigues no es una cifra exacta, aunque también se pregunta mucho. Normalmente los ginecólogos dan un margen de un año a las parejas que lo intentan; entonces, ¿cuándo acudir a un especialista en fertilidad? Si tras doce meses no ha habido éxito, es el momento de evaluar los problemas de fertilidad y plantear otras opciones como los tratamientos de reproducción asistida. 

Más allá de las preguntas que hemos planteado e intentado resolver en este artículo, no tengas miedo de consultar cualquier aspecto con tu ginecólogo de confianza.

Tratamientos Fertilidad Minifiv