Nuevo Estudio de Fertilidad Minifiv
icon phone 900 053 653
ES
Fertilidad 08 Mar 2018 | By Minifiv

¿Qué es la endometriosis? ¿Cómo afecta a la fertilidad femenina?

Se define endometriosis como la aparición y crecimiento de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina, que es la localización natural del endometrio. Se trata de una alteración femenina bastante común, cuyos síntomas varían muchos de unas mujeres a otras.

Es precisamente esta variedad en la sintomatología lo que hace que su diagnóstico sea complicado. Como veremos a continuación, dependiendo de los síntomas así como de la localización y gravedad, distinguimos diferentes tipos y grados de la endometriosis. El efecto sobre la fertilidad también es variable, pudiendo llegar a impedir la concepción en los casos más graves. 

Grados y tipos de endometriosis

El endometrio es la membrana mucosa que recubre el útero y en la que se produce la implantación del embrión para dar inicio al embarazo. Se trata de una capa que crece a lo largo del ciclo por acción de las hormonas liberadas por el ovario. Si no se produce el embarazo, el endometrio se desprende en lo que conocemos como menstruación. Existen ocasiones en las que parte de este tejido endometrial crece de forma ectópica, es decir, en un lugar distinto al útero. Surge así la endometriosis. La acumulación de este tejido se conoce como implantes, nódulos o quistes de endometrio. Dependiendo de la localización donde se produzca crecimiento de endometrio, distinguimos diferentes tipos de endometriosis: 

  • Endometriosis ovárica
  • Endometriosis tubárica (Trompas de Falopio)
  • Endometriosis intestinal
  • Endometriosis pélvica
  • Endometriosis peritoneal.

mujer con endometriosis

El ovario y las trompas de Falopio son los lugares más comunes y los que mayor efecto presentan sobre la fertilidad. Además, en función de la gravedad de la endometriosis se diferencian varios grados: 

  • Grado I o endometriosis mínima. No se observan adherencias y los implantes de endometrio son aislados.
  • Grado II o endometriosis leve. Se aprecian implantes superficiales menores de 5 cm y no afectan a otros órganos.
  • Grado III o endometriosis moderada. Aparecen implantes superficiales e invasivos
  • Grado IV o endometriosis severa. Los implantes son profundos y de gran tamaño. Se observan también los endometriomas.

Los endometriomas son quistes de tejido endometrial que aparecen generalmente en el ovario. Se denominan comúnmente “quistes de chocolate” por su aspecto de color negruzco. 

Síntomas más comunes

Como hemos comentado, la sintomatología de la endometriosis es muy variada. Hay mujeres que simplemente tienen molestias en los días de regla y otras que tienen dolores tan intensos que no pueden hacer vida normal. Además del dolor en abdomen, pelvis  y espalda, que es lo más destacado, las mujeres con endometriosis pueden presentar distintos grados de estos otros síntomas: 

  • Menstruaciones fuertes, dolorosas y de sangrado abundante.
  • Sangrado entre periodos.
  • Calambres durante la menstruación.
  • Molestias al orinar.
  • Trastornos intestinales.
  • Dispareunia o dolor en las relaciones sexuales.

No debemos olvidar que, aunque es poco frecuente, existen mujeres que padecen endometriosis asintomática. Dependiendo de estos síntomas así como de la gravedad con la que la endometriosis afecta a la paciente, el diagnóstico será más o menos complicado. También en función de esto, se dará un tratamiento u otro. 

síntomas endometriosis

Posibles causas y factores de riesgo

Todavía hoy no se conoce la causa exacta de la endometriosis. Existen diversas hipótesis pero ninguna de ellas está actualmente establecida como origen único de esta patología. 

Entre las teorías más extendidas encontramos la de la llamada “menstruación retrógrada”. Hace referencia a la presencia de restos de menstruación, que en lugar de discurrir por la vagina hacia el exterior, fluyen en dirección opuesta y se establecen en otra zonas como ovarios o trompas. Se forman así los implantes endometriales. 

Otro posible origen hace referencia a factores genéticos, lo cual definiría la endometriosis como una enfermedad hereditaria y explicaría la predisposición familiar que se aprecia en muchos casos. También hay estudios que indican como causa de endometriosis el factor inmunológico.

Con todo esto, lo que queda claro es que se trata de una patología de causa multifactorial. Aunque el origen exacto no se conoce, sí se han establecido una serie de factores de riesgo o predisposición: 

  • Mujeres de entre 25 y 35 años.
  • Mujeres con historia familiar de endometriosis.
  • Mujeres con reglas abundantes y de larga duración.
  • Mujeres de ciclo menstrual menor a 27 días.
  • Mujeres con anomalías congénitas del aparato reproductor que puedan obstruir la salida normal de la sangre menstrual.
  • Mujeres que no han dado a luz.
  • Mujeres que han tenido la menarquia o primera regla a una edad muy temprana.
  • Mujeres con alteraciones del sistema inmune como lupus o esclerosis múltiple.

Del mismo modo, existen una serie de aspectos que puede disminuir el riesgo de padecer la endometriosis como por ejemplo la toma de anticonceptivos

pastillas anticonceptivas

Diagnóstico y tratamiento

 Diagnosticar la endometriosis no es tarea fácil. Se deben realizar varios estudios y analizar los resultados de forma conjunta:

  • Examen físico completo.
  • Ecografía vaginal.
  • Resonancia magnética nuclear.
  • Estudio de biomarcadores.

Aunque actualmente no existe un tratamiento farmacológico que permita curar definitivamente la endometriosis, sí existen opciones para calmar los síntomas y conseguir que la paciente pueda llevar una vida normal. Las opciones de tratamiento son: 

  1. Analgésicos, indicados para los casos leves con el fin de controlar el dolor causado por los pequeños implantes o nódulos.
  2. Hormonas, que permiten frenar el crecimiento del tejido endometrial. Como hemos comentado antes, el desarrollo endometrial responde a la acción de las hormonas sexuales. Lo más común es dar anticonceptivos para evitar el desarrollo de la endometriosis.
  3. Cirugía. Se recomienda en los casos más graves y dependiendo de la localización exacta de los implantes endometriósicos.

La extirpación del ovario es una opción de tratamiento actualmente en desuso. Únicamente se aplica en casos de extrema gravedad. 

Lograr el embarazo con endometriosis

La endometriosis afecta a cerca del 10-15% de las mujeres en edad reproductiva y es actualmente una de las causas de infertilidad más comunes. De hecho, aproximadamente el 40% de las mujeres con endometriosis presenta problemas para tener hijos. Los motivos principales por los que la endometriosis afecta a la fertilidad son: 

  • Alteración del sistema inmune. Esto puede crear un ambiente tóxico para espermatozoides y óvulos y también causar problemas para la implantación.
  • Alteración de la capacidad de las trompas para atrapar al óvulo tras la ovulación.
  • Alteración del sistema endocrino y ovulatorio.
  • Alteración de la calidad de los óvulos.

La mayoría de pacientes con endometriosis recurren a tratamientos de reproducción asistida para tener hijos, especialmente aquellas de grado alto. Incluso, muchas de estas pacientes se ven obligadas a recurrir a la ovodonación para poder lograr su sueño de tener un hijo. También el tratamiento de miniFIV es una opción para que mujeres con endometriosis puedan lograr el embarazo, pues el uso de suaves dosis de medicación hormonal puede hacer que el tratamiento sea más llevadero y fácil para este tipo de pacientes.

New call-to-action