Nuevo Estudio de Fertilidad Minifiv
icon phone 900 053 653
ES
Clínica Minifiv 25 Mar 2019 | By Minifiv

Testimonios y opiniones de Minifiv

La clínica Minifiv ha ayudado a muchas parejas y madres solteras a cumplir su sueño y tener un hijo. Conoce las opiniones de Minifiv por parte de quienes han sido sus pacientes.

La clínica Minifiv nació en 2013 en Madrid con el objetivo de convertirse en una alternativa para aquellas parejas y madres solteras que buscan un tratamiento distinto al convencional, menos agresivo con su salud. Minifiv ofrece tratamientos basados en protocolos de mínima estimulación, lo que supone menos medicación, menor complejidad del tratamiento y una reducción de los efectos secundarios.

Minifiv es el primer centro de reproducción asistida de España basado en este tipo de tratamientos, y su crecimiento ha sido muy rápido. En 2013 empezaron con menos de 50 tratamientos y en 2017 llegaron a más de 1.000, según las declaraciones de su director médico Alfonso Bermejo.

En junio de 2018 Minifiv celebró su 5º aniversario con unas cifras que invitan al optimismo. Más de 2.800 ciclos realizados en cinco años y más de 600 bebés que han nacido gracias a tratamientos realizados en la clínica. Pero, más allá de los números, están los relatos personales de cada una de las pacientes, que han conseguido hacer crecer su familia gracias a Minifiv. Te presentamos sus opiniones sobre la clínica Minifiv para que conozcas las historias que hay detrás:

La historia de Keka

Minifiv fue la primera clínica a la que acudió Keka Torres para informarse sobre tratamientos de reproducción asistida. Acabó siendo la única, puesto que tras una sola visita apostó por quedarse. Según sus palabras, la recomendación de dos amigas que habían pasado por tratamientos exitosos en Minifiv fue clave para su decisión, y el primer contacto fue muy bueno: destaca la tranquilidad y confianza que le transmitió el Dr. Bermejo desde el inicio.

Keka también destaca que, durante el tratamiento, no sufrió grandes cambios en su cuerpo ni tuvo síntomas destacables. “Mi entorno no notó nada durante el tratamiento. No es agresivo, no tuve grandes consecuencias”. Uno de los días que recuerda con más cariño es cuando, tras 4 tratamientos, el Dr. Bermejo le realizó la transferencia de embrión que acabaría consiguiendo el embarazo deseado. Aunque “la mayor alegría te la dan cuando te llaman y te dicen que es positivo”, según Keka.

“Cuando entras, pones en manos de Alfonso y su equipo que ellos hagan realidad tus sueños por ti, y te dejas guiar por ellos. Siento cariño y agradecimiento”. En el momento de realizar esta entrevista, Keka se encontraba embarazada y a pocos meses de dar a luz. A la pregunta de cómo le había cambiado la vida Minifiv, su respuesta fue muy clara: “Me ha dado la felicidad plena”.

La historia de Elia

“Quería un tratamiento con la mínima estimulación posible. No quería un tratamiento a costa de todo, ni de mi salud ni de posibles riesgos para mi futuro hijo”. Con esta premisa muy clara, Elia Azorín empezó a investigar en Internet clínicas de reproducción asistida para intentar quedarse embarazada. Encontró Minifiv, y fue su primera opción. Tras la primera visita, inició el tratamiento automáticamente y el resultado fue su hija Bárbara.

El equipo humano de Minifiv es uno de los aspectos que Elia destaca más de todo el proceso. Tanto que le puso de nombre a su hija Bárbara, igual que la médica que la atendió, la Dra. Bárbara Castro. “Son encantadores, pacientes, te acompañan en lo bueno y especialmente en lo malo, que es cuando lo necesitas”. Destaca no solo el papel de la doctora Castro, también el de las enfermeras y el personal de laboratorio.

Recuerda el día en que escuchó por primera vez el latido de su hija como el más feliz de todos, y afirma que el tratamiento fue “engorroso” por las múltiples visitas a la clínica para hacer seguimiento pero no sufrió efectos secundarios. En definitiva, en palabras de Elia, “tengo una niña sana, preciosa y maravillosa. He conseguido lo que quería, que era iniciar una familia. El hito más importante de mi vida se ha dado a través de este tratamiento, así que Minifiv me ha cambiado bastante la vida”.

La historia de Eva

Eva Quintano había estado en otras clínicas y se había encontrado con una atención poco personalizada, en la que ni siquiera sabía cuál era el nombre de su ginecólogo. Una de las cosas que le gustó de Minifiv fue el hecho de tener una relación tan cercana con el Dr. Bermejo, su médico. De hecho, en mitad del tratamiento Bermejo se rompió un pie y Eva tuvo serias dudas sobre si seguir el proceso sin él; finalmente el doctor fue el encargado de implantarle los embriones aún con el pie roto.

Llegó a Minifiv con la idea de hacer una fecundación in vitro y, tras la primera visita, cambió su idea por el ciclo natural. El tratamiento, en sus palabras, fue rápido y el resultado doblemente positivo: el momento en que el Dr. Bermejo le reveló la noticia durante la primera ecografía es para Eva un recuerdo muy emocionante.

Eva ya tenía un hijo y buscaba darle un hermano con el tratamiento. Gracias a Minifiv, esta madre soltera se ha convertido en la cabeza de una familia numerosa. Aunque afirma que está agotada y le cuesta mucho gestionarlo, está plenamente satisfecha con el resultado.

Estos son solo 3 ejemplos de los centenares de historias con final feliz que han pasado por Minifiv. Muchas más están aún por llegar; si quieres formar una familia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te ofrecemos cercanía, un trato personalizado y el tratamiento más saludable para ayudarte a conseguir lo que deseas.

Conoce los tratamientos de fertilidad