Primera visita está incluida en tu tratamiento
icon phone 900 053 653
ES
Clínica Minifiv 15 Jan 2019 | By

Año nuevo, tratamiento nuevo

Empezamos mes y empezamos año y, como cada enero, en Minifiv afrontamos la entrada del nuevo año como una ventana de optimismo que se abre hacia nuevas oportunidades.

Empezamos mes y empezamos año y, como cada enero, en Minifiv afrontamos la entrada del nuevo año como una ventana de optimismo que se abre hacia nuevas oportunidades.    

Enero suele ser una época de retos, buenos propósitos y cambios para mejorar, de entre los que os proponemos uno que puede ayudar a que por fin éste sea el año en el que se cumpla vuestro mayor deseo: tener un hijo.

Cuando el embarazo no llega

La búsqueda del embarazo es un camino que creemos llano y fácil pero que en algunas ocasiones se vuelve largo y tormentoso. Algunas parejas buscan durante meses y meses pero el deseado bebé no llega. Entonces empiezan diferentes tratamientos de fertilidad como la inseminación artificial o la fecundación in vitro con gran ilusión.

Muchos logran la gestación a través de estas terapias reproductivas pero otros siguen sin llegar a la meta y sus fuerzas comienzan a flaquear. La mochila está cargada de hormonas y más hormonas. Los pinchazos, las agujas, la anestesia y una gran variedad de efectos secundarios se han convertido en sus nuevos compañeros de viaje y ya están cansados de tanto esfuerzo.

Para vosotros dedicamos hoy nuestro artículo con el objetivo de daros fuerzas para que no tiréis la toalla y sigáis luchando pero esta vez a través de un tratamiento alternativo, más sencillo y natural: la miniFIV.

Aunque el tratamiento de miniFIV está indicado para todo tipo de pacientes, hoy queremos centrarnos en vosotros, los que tras varios intentos pensasteis que ya no había otra opción posible, los que en algún momento del camino incluso se os pasó por la cabeza dejar de lado vuestra ilusión de ser padres. Queremos que empecéis el año centrados en una nuevo tratamiento, más llevadero, y que lo toméis como una nueva oportunidad de éxito.

Una de las causas de fracaso en reproducción asistida es el abandono de los tratamientos antes de tiempo. Si no seguimos luchando seguro que no lo logramos y, por ello, os ofrecemos una forma más fácil de pelear para poder seguir la batalla hasta el final.

Estimulación ovárica mínima

La fecundación in vitro con baja estimulación ovárica, conocida con el nombre de miniFIV, es un proceso más natural y menos agresivo en comparación con la FIV convencional.

Se puede realizar igualmente a través del ICSI o microinyección espermática. La principal diferencia es que la hormonación es mucho menor, lo cual lleva a obtener una menor cantidad de óvulos pero de mayor calidad. Además, cuando la estimulación ovárica es mínima, los efectos secundarios de la misma se reducen, al igual que el tiempo de quirófano y de anestesia.

El objetivo principal del uso de la estimulación ovárica mínima es reducir la cantidad de medicación para seleccionar mejor los óvulos que extraemos. Lo que se busca es priorizar la calidad frente a la cantidad, pensando en el bienestar de la paciente y la optimización del procedimiento.

De esta forma obtenemos pocos óvulos pero de mayor potencial para dar lugar a embriones con mayor capacidad de implantación, es decir, con mayor probabilidad de dar lugar a un embarazo evolutivo.

En el siguiente enlace os dejamos información detallada sobre el tratamiento de miniFIV y os animamos a que nos preguntéis todas las dudas y consultas sobre esta nueva opción que os planteamos. Tenemos 365 días por delante para lograrlo, porque lo natural es que te quedes.