¡Novedad! Primera visita gratuita
icon phone 900 053 653
Nutrición fértil 2 julio 2020| By Minifiv

Verduras y hortalizas: ¿crudas o cocinadas?

Las verduras y hortalizas son alimentos estrella para la fertilidad debido a sus efectos beneficiosos en la fertilidad humana. Ya lo vimos en nuestro anterior artículo, pero hoy os quiero contar cómo preparar esas verduras y hortalizas para maximizar su potencial fértil.

Los vegetales tienen nutrientes y fitoquímicos, que son sustancias químicas con propiedades beneficiosas para la salud y la fertilidad. Estos componentes, son beneficiosos, ya que activan, como una llave abre una cerradura, funciones corporales y entre estas -claro está- también la fertilidad.

Algunas de estas sustancias son sensibles a factores como el calor, como las vitaminas termosensibles como la vitamina C y la vitamina E. Esto significa que el efecto del calor rompe la estructura de dichas vitaminas, y ya no pueden intervenir en la fisiología de la fertilidad, es como cuando una llave se rompe y ya no puede abrir una cerradura.

La vitamina C, presente en todas las frutas, verduras y hortalizas, en general, en todo lo que es crudo, que es un nutriente antioxidante, que evita el daño del material genético, del ADN, del óvulo y del esperma, favoreciendo la calidad de estos gametos, se inactiva con el calor.

Por ello si queremos beneficiarnos de su potencial fértil, tendremos que tomar además de fruta, alguna porción diaria de verduras y hortalizas crudas, como son los ingredientes de una ensalada.

Cuando hervimos los alimentos, hay nutrientes que se quedan el agua de la cocción y, si no incluimos esta agua en la propia receta, y la eliminamos, perdemos esos nutrientes. Esto ocurre con vitaminas hidrosolubles como la vitamina B.

La vitamina B, cuya fuente son los vegetales, es una vitamina fértil, ya que es la precursora de la serotonina, una sustancia que favorece el bienestar emocional y amortigua los efectos adversos del estrés, por lo que favorece la fertilidad.

Así es importante cocer las verduras al vapor, para que no se pierdan nutrientes hidrosolubles, cocer con la mínima agua posible y beber el caldo de la cocción de las verduras y hortalizas, siempre que el origen de las mismas haya sido la agricultura ecológica, para evitar la exposición a pesticidas y herbicidas, que suelen quedar en el agua al preparar los alimentos.

Por esto es importante incluir en nuestra alimentación diaria verduras y hortalizas crudas y cocinadas, e intentar cocinar los vegetales el menor tiempo posible, cocinar al vapor, ya que si siempre cocinamos las verduras y hortalizas estamos perdiendo nutrientes por el efecto de la cocción.

Es decir, preparemos ensaladas ricas en verduras y hortalizas crudas, como es verano incluyamos nuestro tradicional gazpacho y os dejo una receta de un Taboulé fértil donde se incluyen alimentos crudos en un plato cocinado.

¡Espero lo disfrutéis!

 

Receta taboulé púrpura

El taboulé es una ensalada de cuscús, que es la sémola del trigo, y es el plato típico del norte de África.

  • Primero preparar el cuscús, hirviendo 125 g de cuscús en 200 ml de agua.
  • Preparar, lavar y cortar, verduras y hortalizas crudas como cebolla roja, tomate, pepino, apio, rábano y remolacha.
  • El secreto de este plato está en picar en trocitos pequeños estos ingredientes.
  • Mezclar el cuscús con los vegetales.
  • Añadir, espolvoreado, un fruto oleaginoso como sésamo o piñón para espolvorear.
  • Para el aliño, elegir una hierba fresca como menta, cilantro, perejil o albahaca junto con aceite de oliva, zumo de limón o de naranja, vinagre de manzana y sal.