¡Novedad! No esperes más para ser mamá, nuevos packs de pruebas disponibles

icon phone 900 053 653 User Espacio del Paciente
Fertilidad 24 mayo 2022| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

Candidiasis vaginal: qué debes saber

La candidiasis vaginal, también llamada vulvovaginitis candidiásica, es una de las infecciones vaginales más frecuentes. De hecho, según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), alrededor del 75 % de las mujeres la sufre en algún momento de su vida. Esta alteración se produce cuando el hongo Candida albicans aumenta en exceso en la vagina. A continuación, veremos qué es la candidiasis vaginal y cuáles son sus síntomas más habituales. También explicaremos cómo tratar la candidiasis vaginal de acuerdo a las recomendaciones de los especialistas.

¿Qué es la candidiasis vaginal y por qué se produce?

La candidiasis vaginal es una infección que aparece debido a la proliferación del hongo Candida albicans. Normalmente, este se encuentra en pequeñas cantidades en la vagina. También está en otras partes del cuerpo en las que hay mucosas, como la boca, el estómago o los intestinos. Por tanto, no suele ocasionar problemas de salud, puesto que es parte del conjunto de microorganismos que vive de forma natural en el cuerpo. No obstante, si aumenta en exceso, puede causar esta infección que genera molestos síntomas, especialmente en la zona íntima. Las causas de la candidiasis más frecuentes son:

  • Alteraciones en el pH vaginal: el grado de acidez de la vagina varía a lo largo de la vida de la mujer. Sin embargo, cuando este disminuye, puede ocasionar candidiasis vaginal.
  • Cambios en la flora vaginal: el estrés o el uso de antibióticos de forma continuada suele provocar desequilibrios en la microbiota.
  • Cambios a nivel hormonal: los cambios que se generan en el organismo durante el periodo premenstrual, el embarazo o al utilizar anticonceptivos hormonales, como la píldora o el dispositivo intrauterino (DIU), son otros de los causantes de esta infección.
  • Disminución del sistema inmunitario: determinadas enfermedades como la hepatitis, la diabetes o la gastroenteritis favorecen la proliferación del hongo Candida albicans.
  • Malos hábitos de higiene: el uso de jabones y productos que no son específicos para la zona íntima, así como el exceso de humedad o de higiene también pueden provocar candidiasis.

Síntomas de la candidiasis vaginal

Los síntomas de la candidiasis vaginal y el grado de la infección varían de una mujer a otra. No obstante, los más comunes son:

  • Flujo vaginal anormal: la candidiasis vaginal se caracteriza por presentar secreciones abundantes, blancas y espesas, con un aspecto parecido al requesón.
  • Molestias en el área genital: muchas mujeres experimentan picor e irritación en la vulva, especialmente al orinar o durante las relaciones sexuales.
  • Enrojecimiento vulvar y vaginal: otro de los síntomas típicos es que la piel que recubre la zona íntima está más enrojecida de lo normal.

Cómo tratar esta infección

Si la mujer presenta cualquier síntoma de la candidiasis vaginal, debe acudir al ginecólogo para recibir un tratamiento adecuado y evitar que se agrave la infección. Suele ser necesario tomar una muestra del flujo para analizarlo en el laboratorio y obtener un diagnóstico preciso. Por lo general, el tratamiento consiste en la administración de medicamentos antifúngicos. Estos están disponibles en forma de cremas, cápsulas (por vía oral o vaginal) o supositorios. De este modo, se logra controlar la proliferación de los hongos y se recupera el equilibrio de la flora vaginal.

Por otra parte, es conveniente recordar que aunque la candidiasis vaginal no se considere una enfermedad de transmisión sexual (ETS), es posible que la pareja de la mujer presente molestias o erupciones alrededor del pene tras mantener relaciones íntimas. En ese caso, es aconsejable que ambos soliciten atención médica. Siempre que se sigan las indicaciones de los especialistas, la infección desaparecerá sin mayores complicaciones.

Cómo prevenir la candidiasis vaginal

Si se experimentan varios episodios de esta infección, que suelen ser habituales unos días antes o después de la menstruación debido a los cambios hormonales que se producen, es recomendable extremar las precauciones. Para prevenir la aparición de la candidiasis vaginal, pueden seguirse estas recomendaciones:

  • Cuidar la alimentación: se debe evitar el exceso de azúcares refinados, harinas y lácteos (a excepción del yogur).
  • Tener una buena higiene íntima: la vagina ha de estar limpia y seca, y no se deben utilizar productos como jabones, desodorantes o polvos que puedan alterar su pH natural.
  • Evitar el uso continuo de medicación: los antibióticos pueden contribuir al desarrollo de infecciones, puesto que eliminan las bacterias saludables de la microbiota. De la misma forma, el uso de corticoides o antifúngicos sin prescripción médica también es perjudicial.
  • Utilizar ropa interior adecuada: es preferible que la ropa interior sea de algodón y no de fibras sintéticas, ya que estas no son tan transpirables y pueden favorecer la proliferación de hongos en la zona íntima.

Conoce la clínica miniFIV

Si crees que tienes candidiasis vaginal y deseas realizarte una revisión ginecológica, en la clínica miniFIV estamos a tu disposición. Contamos con un gran equipo de profesionales a quienes les avala una amplia experiencia en todas las especialidades de la reproducción asistida: ginecología, embriología, urología y andrología. Resolverán todas tus dudas y te recomendarán el tratamiento más adecuado para ti. Solicita una primera visita gratuita con nosotros llamando ahora al 900 053 653 o déjanos tus datos en el formulario y nos pondremos en contacto contigo. ¡Te esperamos!