¡Novedad! Primera visita gratuita
icon phone 900 053 653
ES
Consejos y recomendaciones 14 mayo 2020| By Minifiv

Irse de vacaciones embarazada: consejos para disfrutar con seguridad

El embarazo y las vacaciones pueden parecer una mala combinación, pero nada más lejos de la realidad; solo tienes que tomar precauciones y conocer los riesgos antes de emprender tu viaje.

Nuestras vacaciones son la época del año que esperamos con más ganas. Tener unos cuantos días o semanas para descansar del trabajo, desconectar, realizar viajes y vivir otras experiencias nos carga de nuevas energías y nos permite volver a nuestro día a día con las pilas cargadas. Entonces, ¿qué hacemos si nuestro tiempo de vacaciones nos pilla en pleno embarazo?

embarazo y vacaciones

Aunque de primeras muchas mujeres  evitan las vacaciones embarazada, en realidad es posible viajar si tomas las precauciones adecuadas. Tienes que evaluar una serie de cuestiones relacionadas con el transporte, el sitio al que vas a ir, tu estado actual de salud, etc. Si todo está en orden, ¡coge las maletas y vete! Consulta nuestras indicaciones para que no se te pasa nada por alto:

Embarazo y vacaciones: consejos para disfrutar de ambos

Para empezar, lo más importante es consultar tu idea de viaje con tu ginecólogo, y que él te diga si es factible o no y te recomiende pautas. Probablemente te diga que, si te encuentras en el primer o tercer trimestre, no es lo más adecuado; el segundo es el período perfecto para viajar, porque durante las primeras semanas tienes más molestias físicas (vómitos, mareos) y en la fase más avanzada del embarazo es peligroso por si hay un parto prematuro.

¿Donde ir de vacaciones estando embarazada? A partir de la semana 28 evita los desplazamientos largos; antes, a cualquier lugar que te asegure una buena cobertura médica. Intenta no escoger zonas muy aisladas por si necesitas ir a un centro de salud cercano y no lo encuentras. A todos nos gusta perdernos en un ambiente natural, pero ¡asegúrate que la civilización no pilla lejos!

El transporte es otro de los problemas más comunes. Si puedes, viaja en tren; es el mejor medio para las embarazadas. Puedes levantarte a estirar las piernas y no necesitas ir atada con un cinturón. Si tienes que subirte a un avión, primero averigua los términos: cada aerolínea tiene unas políticas determinadas y tal vez no te dejen viajar a partir de X semana de embarazo o te exigirán una documentación específica (certificado médico). Infórmate de todo para no llevarte sorpresas cuando te vean llegar. 

donde ir de vacaciones estando embarazada

El coche es otro de los transportes que puedes usar. Es importante que coloques el cinturón por debajo de tu vientre para evitar la presión en lugares sensibles; y no te olvides de parar cada dos horas como mucho para estirar las piernas, ya que la circulación sanguínea se puede resentir. 

Respecto a medicaciones y demás, no tomes nada que tu ginecólogo no haya aprobado previamente. Algunos medicamentos pueden causar malformaciones en el bebé; prepara un botiquín con lo que necesitas y consúltalo uno por uno con tu especialista. Las vacunas es un tema delicado; infórmate bien de las que te hace falta tomar (especialmente en países no occidentales) y si afectarán a tu bebé. 

La protección solar, la hidratación y la alimentación sana deben formar parte de tus prioridades en esta etapa. Y sobre todo, escucha a tu cuerpo: no te canses en exceso, no te fuerces a caminar demasiado ni te pases el día recorriendo una ciudad non stop. En Minifiv te recomendamos usar tus vacaciones para relajarte y descansar, aprovechando el tiempo pero sin agotarnos físicamente, por tu salud y la de tu bebé. Con el paso del tiempo, cuando tu hijo/a se haga mayor, ¡podrás contarle que te lo llevaste de viaje dentro de tu barriga! Será una gran experiencia.

Nutrición y Fertilidad