¡Novedad! Financiación hasta en 24 meses sin intereses ni comisiones. Más info aquí

icon phone 900 053 653 icono Espacio del Paciente Minifiv Espacio del Paciente
Nutrición fértil 3 junio 2024 | By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

¿Estás buscando embarazo? El magnesio te ayudará

Magnesio y embarazo: ¿influye este mineral en las posibilidades de gestación? El magnesio tiene una importancia para el estado de salud general. Incide en el sistema nervioso, la musculatura, los niveles de azúcar en sangre, la formación de proteínas.

Hoy vamos a hablar de fertilidad, magnesio y embarazo, con la ayuda de Virginia Ruipérez, la directora de nuestro Departamento de Nutrición. Analizamos por qué es bueno tomar magnesio si quieres tener un hijo y también cómo influye en el embarazo.

Magnesio: propiedades

Son muchas las propiedades que tiene el magnesio. Es beneficioso para el buen estado de los músculos y el sistema nervioso, ajusta los niveles de glucosa en sangre, contribuye a tener unos huesos fuertes y regula la actividad cardíaca.

Es cierto que las personas con un aporte insuficiente de este mineral no sienten directamente un empeoramiento de su estado de salud. No obstante, la fatiga o el agotamiento excesivo pueden deberse a la falta de magnesio. Esto también produce entumecimiento muscular, calambres, sensación de hormigueo e incluso náuseas, vómitos o pérdida del apetito.

La OMS establece que se deben consumir diariamente 400 mg por persona, aunque esto puede variar en función del sexo y la edad. Estos son los aportes diarios recomendados por el National Institutes of Health en adultos:

  • Hombres: 400-420 mg
  • Mujeres: 310-320 mg
  • Mujeres embarazadas: 350-360 mg

Es importante puntualizar que estos límites afectan al magnesio consumido en suplementos, no al que se encuentra de forma natural en los alimentos.

Magnesio y fertilidad

La relación entre magnesio y embarazo pasa por las hormonas. Al tratarse de un mineral que promueve la relajación del sistema nervioso, esto tiene efectos sobre la actividad del cerebro, del hipotálamo o de la hipófisis. A su vez, esta acción aporta equilibrio hormonal porque amortigua el estrés, favorece la segregación de serotonina y endorfinas y contrarresta el cortisol y la adrenalina. Esta última acción beneficia a la fertilidad, ya que estas sustancias bloquean el equilibrio hormonal.

Asimismo, el magnesio relaja toda la musculatura general del cuerpo, incluyendo la uterina. Esto favorece que la implantación progrese adecuadamente durante todo el embarazo, especialmente en el primer trimestre.

El magnesio durante el embarazo

En el embarazo se triplican las necesidades de magnesio. La ingesta adecuada de este mineral previene los calambres musculares e incluso ayuda en la amenaza de parto prematuro. Esto hace que sea incluso más importante que el calcio, algo que muchas mujeres quizás no saben.

Estos calambres o incluso el riesgo de prematuridad son habituales, no tanto por un problema de la mujer, sino porque el útero empieza a tener contracciones durante la gestación. El déficit de magnesio agrava estos calambres y por eso se suele recomendar a las embarazadas suplementos de citrato de magnesio.

El magnesio en la alimentación

Una de las razones por las que carecemos del aporte adecuado de magnesio es la alimentación basada en alimentos procesados y refinados. Esto provoca la carencia de este mineral, que puede suplirse con suplementos pero también con una alimentación equilibrada. Los plátanos son una excelente fuente de magnesio. Te dejamos aquí más sugerencias.

Frutos secos

Las almendras y los cacahuetes son la fuente principal de magnesio, según los datos que recoge la Clínica Universidad de Navarra.  Les siguen los caracoles y las legumbres, de las que hablaremos a continuación.

Siguiendo con frutos secos, otras opciones ricas en este mineral son las avellanas, los pistachos, las nueces o los anacardos.

Legumbres

Las legumbres son una fuente natural de magnesio. Ya hemos hablado en otras ocasiones de su importancia para la salud y en concreto para la fertilidad. No solo son una excelente fuente de proteína vegetal, sino que son unos concentrados de nutrientes aptos para cualquier dieta. Hay que desterrar varios mitos en torno a las legumbres:

  • No hay que limitar su consumo a dos raciones semanales, como se escucha habitualmente. En realidad, deben consumirse varias veces a la semana, incluso todos los días.
  • Las legumbres no siempre se cocinan en platos calientes, por tanto no son un alimento de invierno. Existen numerosas opciones para hacer ensaladas frías con lentejas, alubias o garbanzos.

Cereales integrales

Los cereales integrales, como el arroz, o el pan de centeno, también aportan magnesio.

Tipos de magnesio

Si decides tomar suplementos que contengan magnesio, existen muchas opciones pero es importante saber que hay distintos tipos de magnesio. En función de tu objetivo, es más aconsejable uno u otro. Por ejemplo, en cualquier parafarmacia encontrarás cloruro de magnesio, glicinato, citrato, malato, sulfato, sales de epsom…

Departamento de Nutrición en miniFIV

En nuestra clínica, concebimos el embarazo como un proceso lo más respetuoso posible con el cuerpo. Por eso, además de emplear tratamientos con baja estimulación hormonal, ofrecemos servicio de asesoría emocional y nutricional. Defendemos la importancia de una alimentación adecuada, también para mejorar los resultados de una FIV o una inseminación artificial. Y como queremos que tengas toda la información antes de tomar decisiones, te ofrecemos una primera visita gratuita para estudiar tu caso. Llámanos o rellena nuestro formulario electrónico para que contactemos contigo.