¡Novedad! Primera visita gratuita
icon phone 900 053 653
Fertilidad 11 junio 2020| By Minifiv

Las frutas más fértiles

Hoy hablaremos de qué frutas son las más fértiles, es decir, cuáles son las que aportan nutrientes que van a intervenir en la biología de la fertilidad y así contribuir al nacimiento de un bebé saludable.

Las frutas son protagonistas en una alimentación fértil, ya que aportan vitaminas y otros nutrientes esenciales en mantener y restaurar la fertilidad humana.

¡Vamos a conocerlas!

Todas las frutas aportan vitamina C, un nutriente antioxidante que evita el daño del material genético del interior de la célula e igualmente va a preservar la integridad del ADN del óvulo y del esperma, mejorando obviamente la calidad de ambos gametos.

Pero, además, todas las frutas de color naranja y amarillo como el melocotón, el melón o el mango, aportan la vitamina betacaroteno, que justo es la que les aporta a las frutas esa gama de color.

Este betacaroteno anaranjado es una vitamina especialista en regenerar los tejidos orgánicos como la piel, así igualmente va a mejorar la piel del endometrio uterino, lo que favorecerá la implantación del óvulo fecundado. Además, es el precursor de la hormona progesterona, por lo que esta vitamina contribuye al trascurso del embarazo en las primeras semanas.

El betacaroteno forma parte también del cuerpo lúteo, que es el que mantiene bioquímicamente con vida y el que nutre al óvulo recién fecundado en la trompa de Falopio durante un viaje de 10 días, hasta que llega al útero y se implanta. Podríamos decir que esta vitamina es esencial en el mantenimiento de la vida en sus inicios, desde la fecundación del óvulo, hasta la formación del blastocito y las primeras semanas del embrión.

Pero, además, el betacaroteno también revitaliza la membrana externa de los ovocitos, como lo hace con los tejidos y la piel. Y la calidad de esta membrana es transcendental, ya que en ella están los receptores de la hormona FSH que van a hacer la maduración del ovocito a óvulo.

Es decir, cuanto más óptima esté la membrana de un ovocito, cuantos más receptores tenga de la hormona FSH en su membrana, mayor será la calidad madurativa del óvulo. Por esto el betacaroteno, de nuevo, mejora la calidad de los óvulos.

Y, para finalizar con las propiedades de esta vitamina, cabe destacar que pertenece a la familia de los antioxidantes, como la vitamina C, y, como hemos visto, los antioxidantes evitan el daño del material genético, del ADN de las células y, claro está, también del óvulo y del esperma.

También las frutas de color rojizo o morado, como la fresa, la uva o la sandía, son muy importantes para la fertilidad, ya que aportan proantocianinas, sustancias que son las que les dan esa gama de color, además de ser también antioxidantes y mejorar la calidad de los gametos óvulo y esperma. Su principal propiedad es la de mejorar la calidad de la sangre, en concreto hacerla más líquida y fortalecer los vasos sanguíneos, y estas dos propiedades ayudan a la implantación del óvulo fecundado y a la evolución del embarazo en su inicio.

Como queda reflejado, las frutas son un alimento estrella en la fertilidad y, al elegirlas en tu alimentación, estás contribuyendo a mejorar tu fertilidad, por lo que es recomendables incluirlas en tu plan de vida fértil.

Y otra buena noticia es que, justo ahora, en los meses de primavera y verano, la naturaleza nos brinda una gran variedad de todas esas frutas fértiles que nacen como nuestras mejores aliadas para optimizar la fertilidad.

 

Virginia Ruipérez

Creadora del Método Naturista de Fertilidad
y autora del libro ‘Fertilidad natural’