¡Novedad! Primera visita gratuita
icon phone 900 053 653
ES
Uncategorized 14 julio 2020| By Minifiv

Miomas uterinos e infertilidad

Los miomas son tumores benignos formados por tejido muscular que aparecen frecuentemente en el útero. Afectan, aproximadamente, de 2 a 4 de cada 10 mujeres, especialmente en edad reproductiva. Según la localización y el tamaño de los miomas pueden causar problemas de fertilidad, como explicaremos más adelante.

 

El origen y desarrollo de los miomas plantea todavía algunas controversias, aunque parece clara la influencia de ciertas hormonas femeninas, además de que la edad y la carga hereditaria pueden predisponer a una mujer a desarrollarlos. Su prevalencia aumenta con la edad, ya que los miomas son más frecuentes en la década de los 40, pero tanto su aparición como su tamaño suelen disminuir durante la menopausia. También existen variaciones étnicas, siendo todavía más común la presencia de miomas en mujeres africanas.

 

Resulta fundamental que la mujer realice sus revisiones ginecológicas rutinarias, ya que en la mayoría de las veces los miomas son hallazgos asintomáticos que se diagnostican mediante ecografía y no requieren ninguna intervención ni tratamiento, aunque siempre deberá valorar cada caso de manera individualizada un médico especialista.

Por el contrario, hay otros casos en los que su localización y/o su tamaño, así como alteraciones en las pautas de sangrado de la mujer o la afectación de su fertilidad harán necesario que se traten los miomas, pudiendo llegar a intervenirlos. Como ya hemos dicho, siempre deberá realizarse una valoración ginecológica individualizada.

 

Existen 3 tipos de miomas: aquellos que se sitúan fuera del útero (subserosos), los que están en el espesor de su pared (intramurales) y los que crecen en la cavidad uterina (submucosos). Estos últimos, los miomas submucosos, son los que generan la mayoría de los síntomas y los que pueden afectar a la fertilidad, dificultando la implantación del embrión o causando abortos. Habitualmente requieren tratamiento y su intervención puede hacerse, por lo general, mediante histeroscopia.

Algunos de los síntomas principales de los miomas son:

  • Sangrado entre periodos
  • Dolor pélvico
  • Orinar con mayor frecuencia
  • Periodos dolorosos

 

En cualquier caso, el diagnóstico, la valoración y decisión terapéutica sobre los miomas debe hacerlos un médico especialista de forma individualizada. Por eso es importante que, ante la duda, se acuda a un centro especializado como Minifiv para evaluar la posible repercusión de los miomas sobre la fertilidad de la mujer.