Consejos y recomendaciones 18 enero 2021| By Minifiv

Beneficios de la vitamina D para nuestra salud

Mantener unos niveles adecuados de vitamina D es muy beneficioso para la salud en todas las etapas de la vida, pero especialmente durante el embarazo. Entre otras funciones, la vitamina D ayuda a absorber el calcio y el fósforo en el intestino. Además, es fundamental para el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Si quieres saber más, a continuación explicaremos qué es y cuáles son los beneficios de la vitamina D. También veremos la relación que existe entre el sol y la vitamina D, la función de la vitamina D en el embarazo, y cómo podemos obtener la vitamina D en los alimentos. Esta información te será útil para conocer sus propiedades y así aprender a mantener un buen nivel en el organismo de la vitamina del sol, llamada así porque el cuerpo produce vitamina D al exponerse a la luz solar.

 

¿Qué es la vitamina D y qué beneficios aporta?

 La vitamina D es una vitamina liposoluble considerada una hormona por muchos especialistas porque actúa en prácticamente todos los órganos y sistemas del organismo. Es fundamental para la salud de los huesos, los dientes y la absorción del calcio a nivel intestinal. Además, desempeña un papel esencial en el sistema nervioso, muscular e inmunitario. También contribuye a la prevención del raquitismo infantil, enfermedad que causa debilitamiento y deformación de los huesos. En los adultos, previene la osteomalacia, que genera dolor óseo y debilidad muscular. Asimismo, se está investigando si también tiene relación directa con enfermedades como la diabetes, la hipertensión, el cáncer y la esclerosis múltiple.

 

¿Qué papel tiene la vitamina D en el embarazo?

La vitamina D y la fertilidad están vinculadas, porque una deficiencia de vitamina D hará más difícil que te quedes embarazada, ya sea de forma natural o con un tratamiento de reproducción asistida. Según varios estudios, la falta de la vitamina del sol puede afectar a la espermatogénesis, que es el proceso de formación de los espermatozoides. En el caso de las mujeres, existe un vínculo directo entre la vitamina D y la producción de hormonas por los ovarios, el síndrome del ovario poliquístico (SOP) y la endometriosis.

 

Según datos que se manejaron durante la VII Reunión Científica de Ginecología Privada en 2018, el 60 % de las embarazadas de nuestro país tiene déficit de esta vitamina. La vitamina D en el embarazo es fundamental; sus niveles adecuados evitarán riesgos tales como la preeclampsia (una complicación del embarazo), el crecimiento intrauterino restringido (cuando el bebé es más pequeño de lo normal durante el embarazo), la diabetes gestacional y ciertas patologías asociadas al desarrollo fetal y neonatal.

 

¿Cuáles son los valores adecuados de vitamina D?

 Para conocer los niveles exactos de vitamina D en el organismo es necesario realizarse un análisis de sangre llamado 25-hidroxi vitamina D. La medida normal de vitamina D se mide en nanogramos por mililitro (ng/mL) y según la Asociación Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), los valores se consideran adecuados cuando están entre 30 y 100 ng/ml. Por el contrario, hablamos de insuficiencia de vitamina D cuando están entre 20 y 30 ng/ml, y de deficiencia, cuando el análisis detecta menos de 20 ng/ml.

 

El sol y la vitamina D o la vitamina del sol: ¿qué exposición solar se recomienda?

El cuerpo genera vitamina D mediante la exposición directa al sol —no cuenta exponerse a través de una ventana. Sin embargo, pese a la importancia del sol para la síntesis de vitamina D, conviene tener cuidado con la exposición solar para prevenir cáncer de piel: tenemos que proteger el cuerpo y usar protección solar. Durante los meses de otoño e invierno las horas del sol se reducen, de ahí que sea recomendable ingerir alimentos y suplementos ricos en vitamina D.

 

¿Cómo obtener vitamina D en los alimentos?

 Según la SEDCA, en torno a un 10-20% de la vitamina D que necesitamos podemos obtenerla de la alimentación. Encontramos una buena fuente de vitamina D en los alimentos siguientes:

  • Leche y derivados: leche y yogures enteros, quesos (emmental, manchego…) y mantequilla.
  • Carnes: hígado vacuno y pollo.
  • Pescados azules: salmón, atún, caballa y sardinas.
  • Huevos: especialmente en la yema.

 

¿En qué casos se recomienda los suplementos de vitamina D?

Se debe recurrir a suplementos dietéticos en casos de déficit severo de vitamina D. Esta se encuentra en dos formas diferentes: D2 (ergocalciferol) y D3 (colecalciferol). Ambas sirven para aumentar la concentración de esta vitamina en sangre. Suelen requerir suplementación las personas mayores, mujeres en periodo de lactancia, personas de piel oscura (debido a que tienen menor capacidad de sintetizar la vitamina D), aquellas con obesidad y/o con afecciones como enfermedades del hígado, fibrosis quística o la enfermedad de Crohn.

 

Hay que tener en cuenta que un exceso de vitamina D puede ser perjudicial para la salud, porque se acumula en el tejido graso. De hecho, cuando la concentración en sangre es demasiado elevada, puede causar náuseas, vómitos, pérdida del apetito, estreñimiento, debilidad y pérdida de peso.

 

Si deseas recibir asesoramiento nutricional porque estás pensando en quedarte embarazada, puedes solicitar tu primera visita en nuestra clínica de reproducción asistida Minifiv de Madrid. Déjanos tus datos en nuestro formulario de contacto o llámanos al teléfono gratuito 900 053 653. Contamos con Virginia Ruipérez, directora y especialista en nutrición fértil, que te aconsejará sobre qué alimentos son más adecuados y los hábitos alimentarios que debes seguir. Como creadora del Método Naturista de Fertilidad, tiene en cuenta la alimentación saludable, la depuración del organismo, la sexualidad fértil y el equilibrio emocional y mental. Con tu dieta personalizada, podrás mejorar tu salud y bienestar, al mismo tiempo que optimizas la fertilidad.

Descarga guía nutrición y fertilidad Minifiv