¡Novedad! No esperes más para ser mamá, nuevos packs de pruebas disponibles
icon phone 900 053 653 User Espacio del Paciente
Fertilidad 13 octubre 2021| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

Ovarios poliquísticos con embarazo múltiple, ¿cómo afecta?

El síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) es una alteración endocrina que afecta a entre el 5 y el 10 % de las mujeres en edad fértil, según datos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). Aunque se caracteriza por causar periodos irregulares, lograr el embarazo con SOP es posible con un estilo de vida saludable y la ayuda de tratamientos de fertilidad como la fecundación in vitro (FIV) o la inseminación artificial (IA). No obstante, estas técnicas pueden aumentar la posibilidad de tener embarazos gemelares. En el artículo de hoy, analizaremos qué riesgos existen en las mujeres con síndrome de ovario poliquístico y embarazos de gemelos.

 

Ovario poliquístico y embarazo múltiple: ¿a qué se debe?

Hay varios síntomas del síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), también llamado síndrome de Stein-Leventhal. Entre ellos están las irregularidades en la menstruación y las alteraciones en la ovulación, que repercuten en la fertilidad femenina. De hecho, alrededor del 75 % de las mujeres con SOP tienen dificultades para quedarse embarazadas de forma natural. En muchos casos, es necesario que recurran a tratamientos de fertilidad para lograr su sueño de ser madres.

Para llevar a cabo estas técnicas, se administra a las pacientes citrato de clomifeno. Esta medicación es clave en los tratamientos con estimulación ovárica suave, se toma por vía oral y es totalmente segura. En función de la respuesta a este fármaco, es posible que los especialistas en reproducción asistida también recomienden el uso de hormonas autoinyectables.

Una vez que finaliza la fase de la medicación hormonal, se extraen los ovocitos mediante la punción ovárica. Los óvulos se fecundan con los espermatozoides en el laboratorio y se lleva a cabo un seguimiento de la evolución de los embriones obtenidos. Finalmente, se realiza la transferencia embrionaria al útero de la mujer. Según la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, en España solo es posible transferir un máximo de tres embriones.

Si se opta por transferir más de un embrión, hay más probabilidades de que uno de ellos se implante y se inicie el embarazo. Sin embargo, también existe un mayor riesgo de que las mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos tengan un embarazo múltiple. Sucede lo mismo si la paciente tiene una edad materna avanzada (a partir de los 35 años). En cualquier caso, el especialista te indicará cuántos embriones es mejor transferir en función de tu edad y la calidad de los embriones obtenidos.

 

¿En qué se diferencian los embarazos gemelares?

Al realizar la primera ecografía, es posible conocer si la mujer está esperando uno, dos o incluso tres bebés. Los embarazos múltiples pueden ser de gemelos univitelinos (aquellos que comparten su carga genética y, por consiguiente, son prácticamente idénticos físicamente) o de gemelos bivitelinos (más conocidos como mellizos, que se caracterizan por tener información genética diferente y, por tanto, no son iguales).

Los embarazos gemelares idénticos se originan debido a la división del embrión en dos después de la transferencia embrionaria o la inseminación artificial (IA). En el caso de los embarazos de mellizos, la fecundación de los óvulos se produce con distintos espermatozoides. Así, estos tienen las mismas características que los hermanos que nacen en partos diferentes.

 

¿Qué riesgos tienen las mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos y embarazo múltiple?

Las mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos y embarazo múltiple requieren un seguimiento especial por parte del ginecólogo. Esto es debido a que estas gestaciones pueden conllevar riesgos tanto para la madre como para los bebés. Durante el tratamiento de reproducción asistida, una de las mayores complicaciones que puede surgir es que la mujer desarrolle el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO). Esta es una complicación derivada de la administración de la hormona hCG. No obstante, es muy poco frecuente que la paciente experimente esta alteración si se utilizan otros medicamentos seguros como el citrato de clomifeno.

Por otra parte, las mujeres con SOP tienen alrededor de un 45 % de posibilidades de sufrir un aborto espontáneo, sobre todo durante el transcurso del primer trimestre de embarazo. A los problemas habituales de la gestación, se les suman otros factores específicos que afectan a las mujeres con síndrome de ovario poliquístico y embarazos de gemelos como son los desequilibrios hormonales y los niveles elevados de glucosa o insulina. Estos pueden interferir tanto en la implantación del óvulo fertilizado como en el correcto desarrollo del embrión durante las primeras semanas de gestación. Por todos estos motivos, es fundamental realizar controles médicos rigurosos y vigilar los síntomas y sus posibles complicaciones para que el embarazo evolucione de forma adecuada desde el inicio.

Conseguir el embarazo con SOP sin riesgos es posible siempre que se individualice el tratamiento en función de la gravedad de los síntomas de cada mujer. Si deseas quedarte embarazada, en nuestra clínica de fertilidad miniFIV de Madrid podemos ayudarte a cumplir tu deseo de formar una familia. Pide ahora tu primera cita gratuita con nosotros llamando ahora al teléfono 900 053 653 o déjanos tus datos en el formulario y nos pondremos en contacto contigo. Somos expertos en tratamientos de reproducción asistida con estimulación suave. Esta alternativa, sencilla y natural, elimina la posibilidad de sufrir hiperestimulación ovárica en prácticamente el 100 % de las pacientes. Haz realidad tu sueño en miniFIV.