¡Novedad! No esperes más para ser mamá, nuevos packs de pruebas disponibles
icon phone 900 053 653 User Espacio del Paciente
Fertilidad 21 diciembre 2020| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

Reducir al máximo las inyecciones hormonales durante el tratamiento de fertilidad

Para llevar a cabo la estimulación ovárica, los tratamientos de fertilidad requieren de medicación e inyecciones hormonales. El miedo a las agujas, en casos extremos, es conocido como belonefobia. Esto hace que muchas mujeres tengan dudas a la hora de decidirse por estos procedimientos. En nuestra clínica Minifiv, hemos logrado reducir al máximo la medicación y casi podemos decir adiós a las inyecciones hormonales para quedar embarazada, gracias a los tratamientos de fertilidad con estimulación suave. A continuación, explicaremos en qué consiste la estimulación ovárica suave, una técnica más natural y menos agresiva para la salud de la mujer; también, veremos cómo la hormona del embarazo tiene un papel fundamental en el tratamiento y en qué casos se recomienda. Y cómo es posible reducir las inyecciones hormonales en un tratamiento de fertilidad.

 

Estimulación suave, una opción que reduce las inyecciones hormonales

La estimulación ovárica suave es una alternativa a la fecundación in vitro (FIV) convencional. Permite reducir alrededor de un 60 % las dosis de hormonas y hasta un 80 % las inyecciones hormonales. Todo ello, además, con resultados óptimos y sin efectos secundarios. Como el número de inyecciones es menor, las probabilidades de que la piel en la zona aplicada se irrite son más bajas. La base de la estimulación suave es el citrato de clomifeno, una medicación oral y segura. Ayuda a que la mujer produzca más hormona folicuestimulate (FSH) natural, que favorece el crecimiento de los folículos y la maduración de los óvulos. El objetivo del tratamiento es producir en torno a 4-5 ovocitos de máxima calidad, alterando lo mínimo posible la selección natural del organismo.

Junto al citrato de clomifeno, otro de los fármacos que se administra en el tratamiento es la hormona hCG. O más conocida como la hormona del embarazo. Se trata de una medicación que puede ser inyectada o inhalada. Se administra cuando los ovocitos tienen el tamaño adecuado, con el objetivo de que maduren del todo. A continuación, ya podrán ser extraídos para su tratamiento en el laboratorio. En resumen, y como acabamos de explicar, gracias a estos procedimientos, los tratamientos de fertilidad con estimulación suave son más sencillos y cómodos para las pacientes que otras técnicas como la FIV convencional. Además, tienen las mismas tasas de éxito para lograr el embarazo.

 

Ventajas de reducir las inyecciones hormonales en un tratamiento de fertilidad

La reducción de las inyecciones hormonales en un tratamiento de fertilidad que implica la estimulación suave tiene numerosas ventajas respecto a la estimulación ovárica convencional. Una de ellas es la mayor receptividad del endometrio, que es la capa del útero donde se implantará el embrión para que se inicie el embarazo. Asimismo, la estimulación suave conlleva una mayor estabilidad a nivel emocional en las pacientes –la medicación hormonal suele afectar al estado de ánimo. Como el tratamiento es más corto, se reducen la ansiedad y los nervios. El resultado es un incremento en el bienestar en la paciente, permitiendo que esta y su pareja puedan hacer vida normal durante el tratamiento de fertilidad.

Otra de las ventajas más destacadas de la estimulación suave es que logra reducir, tanto los efectos secundarios, como el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO) y sus síntomas, tales como aumento de peso, dolor abdominal o náuseas. También se reduce el tiempo en quirófano y el de uso de anestesia, porque la extracción de óvulos es menor en comparación con la estimulación ovárica tradicional. Por todo lo señalado, el precio del tratamiento es más económico.

 

En qué casos se recomienda la estimulación suave

Los médicos especialistas aconsejan la estimulación ovárica suave a aquellas mujeres solteras o parejas de mujeres que estén buscando un tratamiento de fertilidad lo más natural posible. También para aquellas que deseen reducir el número de inyecciones de hormonas para quedarse embarazadas. También está indicado en pacientes con riesgo de sufrir el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO), y cuando la mujer no necesita un gran número de ovocitos para lograr embriones de calidad. Esto incluiría casos de obstrucción de trompas, factor masculino leve o moderado y pacientes con problemas de ovulación como el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP). Además, la estimulación suave es adecuada en casos de pacientes de edad avanzada o con baja reserva ovárica.

En nuestra clínica de fertilidad Minifiv, apostamos por la naturalidad de los tratamientos de reproducción asistida. Por ello, creemos que la estimulación suave es una excelente opción para todas las mujeres que quieran cumplir su sueño de formar una familia. Si lo deseas, puedes recibir más información solicitando tu primera visita gratuita por teléfono llamándonos al 900 053 653 o dejándonos tus datos en nuestro formulario de contacto. En Minifiv somos pioneros en tratamientos de estimulación ovárica suave basados en el ciclo natural de la mujer con bajas dosis de medicación e inyecciones hormonales. Contamos con grandes profesionales y la tecnología más avanzada del sector para llevar a cabo los procedimientos con éxito.