¡Novedad! No esperes más para ser mamá, nuevos packs de pruebas disponibles
icon phone 900 053 653 User Espacio del Paciente
Consejos y recomendaciones 12 enero 2021| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

Controles materno-fetales en las gestaciones tras tratamientos de reproducción asistida

Los controles de la gestión en el embarazo conseguido gracias a la reproducción asistida no presentan grandes diferencias respecto de la gestación normal. Quizá, debido a la dificultad y al esfuerzo que hay tras estos embarazos, se intensifica el seguimiento de la paciente. El objetivo de esto es aportar tranquilidad a la pareja, a la que ahora se suma la inquietud sobre si todo irá bien en las siguientes semanas. Dado que es un motivo frecuente de duda entre las pacientes de Minifiv, le hemos pedido a nuestro director médico, el Dr. Alfonso Bermejo, que os hable sobre los controles materno-fetales en embarazos de reproducción asistida.

¿Cómo se realizan los controles materno-fetales en embarazos de reproducción asistida?

El seguimiento del embarazo en España está protocolizado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), por lo que hay unos mínimos obligatorios que se cumplen en todos los centros con consulta de Obstetricia para asegurar la correcta evolución del feto y del embarazo. Habitualmente se establece una visita mensual, siendo la primera a partir de la semana 10. Antes de esta semana puede realizarse un primer control con la matrona o el ginecólogo. Esta visita se aprovecha para abrir la historia clínica, dar consejos sobre hábitos de vida saludables y para el día a día del embarazo, y realizar una toma para citología cervical.

Ecografías más importantes que se realizan durante el seguimiento del embarazo

  • Ecografía entre la semana 11 y 14 del embarazo. Permite, mediante la medida del pliegue nucal del feto, completar el llamado cribado del primer trimestre o triple screening. Este permite informar a los pacientes sobre el riesgo de alguna de las 3 alteraciones cromosómicas más frecuentes: trisomía 21, 13 y 18. En el caso de gestaciones obtenidas por ovodonación, es importante que la edad aportada para el cálculo sea la de la donante de ovocitos, evitando una sobreestimación del riesgo que pueden llevar a pruebas innecesarias.
  • Ecografía entorno a la semana 20. Permite valorar la morfología del feto.
  • Ecografía entorno a las semanas 30-32. En esta ecografía se valora el desarrollo fetal, el grado de envejecimiento placentario y la cantidad de líquido amniótico. Esto permite detectar problemas de crecimiento que puedan requerir una mayor frecuencia de controles o establecer una fecha para la finalización de la gestación.

En las gestaciones conseguidas por reproducción asistida, al tratarse en ocasiones de pacientes de mayor edad, es habitual que se adelanten en fecha algunas pruebas. Por ejemplo, la ‘prueba del azúcar’ o test de O’Sullivan, que se adelanta al primer trimestre en las pacientes mayores de 40 años.

Cómo son los controles materno-fetales en Minifiv

En la clínica Minifiv, tras la prueba de embarazo positiva, es habitual que se realicen al menos 2 ecografías antes de dar el alta a las pacientes. En la primera, entorno a la semana 6, podemos determinar la presencia del saco gestacional, su número y confirmar que se encuentra dentro del útero y no se trata de una gestación ectópica. Unos 10-15 días después realizamos una segunda ecografía en la que deberíamos poder ver el embrión y oír y medir su frecuencia cardíaca.

Tras el alta, desde Minifiv realizamos un seguimiento de las pacientes para ver cómo va la evolución con las ecografías más importantes del embarazo, ofrecernos para cualquier duda y finalmente, recoger los datos del recién nacido que nos son requeridos desde la Sociedad Española de Fertilidad (SEF): peso, talla, sexo y vía del parto.