¡Novedad! Primera visita gratuita
icon phone 900 053 653
Consejos y recomendaciones 27 julio 2021| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

Consejos para superar un aborto tras una FIV

La búsqueda del embarazo siempre es motivo de alegría para cualquier pareja o mujer, especialmente después de un tratamiento de reproducción asistida. Sin embargo, sufrir un aborto tras una FIV es una situación difícil que puede derivar en altos niveles de estrés y que no siempre sabemos cómo afrontar. En el artículo de hoy, daremos algunos consejos útiles para superar de la mejor forma posible un embarazo anembrionario tras una FIV. Además, hablaremos sobre qué alternativas existen para realizar un segundo intento de FIV después de un aborto.

 

¿Por qué se producen los abortos y qué consecuencias tienen?

En torno al 85 % de los abortos naturales se producen durante las doce primeras semanas de gestación. A partir de la séptima semana, las probabilidades de abortar son tan solo de un 5 %. La mayoría de ellos tienen lugar porque el embarazo no se desarrolla de forma adecuada, debido a anomalías cromosómicas. En el caso del embarazo anembrionario tras una FIV, se observa un saco gestacional vacío sin embrión en su interior. Otros factores que influyen son posibles alteraciones hormonales o del sistema inmune, problemas uterinos o del cuello del útero e infecciones, entre otros. Además, existe un mayor riesgo de abortar a partir de los 45 años, ya que la calidad de los óvulos disminuye con el paso de los años.

Sufrir un aborto tras una FIV es una situación especialmente delicada, ya que se trata de bebés muy deseados por sus padres. Por esta razón, entre el 30 y 50 % de las mujeres padece ansiedad después de abortar, mientras que alrededor de un 10-15 % sufre depresión, según datos de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO). También existe el riesgo de desarrollar el llamado Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT), que afecta tras vivir una experiencia de naturaleza traumática.

 

Cómo superar un aborto tras una FIV

Afrontar un aborto tras una FIV es un proceso difícil que, en algunos casos, requiere ayuda profesional. No obstante, los siguientes consejos pueden ayudarte a superarlo de forma adecuada:

 

  1. Tómate tu tiempo y expresa tus emociones

Para sentirte mejor, es fundamental que expreses tus emociones libremente y que te tomes el tiempo necesario. Es totalmente normal experimentar tristeza e impotencia, puesto que se trata de un duelo en el que tendrás que pasar por distintas fases. Además, esta situación es más habitual de lo que piensas. De hecho, una de cada cinco mujeres sufre un aborto durante los primeros tres meses de embarazo.

 

  1. No te culpabilices

Muchas mujeres desarrollan sentimientos de culpabilidad irracionales para intentar buscar una explicación a lo sucedido. Sin embargo, la mayoría de los abortos espontáneos tienen lugar porque el embrión no se ha implantado o desarrollado correctamente, por lo que ni la mujer ni el equipo médico pueden impedirlo.

 

  1. Apóyate en un entorno adecuado

Después de sufrir un aborto tras una FIV, hay mujeres que se sienten incomprendidas por personas que intentan desdramatizar su situación. Lo más adecuado es contar con un entorno de familiares y amigos con los que te sientas apoyada. Además, tu pareja es fundamental, ya que está pasando por un caso similar al tuyo y te comprenderá mejor que nadie.

 

  1. Haz un homenaje en recuerdo de tu bebé

Una buena forma de despedirte de tu bebé es realizarle un bonito homenaje. Puedes escribirle una carta en la que le expreses todos tus sentimientos o incluso plantar un árbol o una planta en su nombre en tu lugar favorito.

 

  1. Solicita ayuda profesional

Si no logras superar el embarazo anembrionario tras la FIV sola, es fundamental que pidas ayuda a un psicólogo experto en reproducción asistida para que puedas afrontar la pérdida y la frustración que conlleva. De lo contrario, existe un gran riesgo de tener depresión.

 

  1. Plantéate intentarlo de nuevo

Haber tenido un aborto no quiere decir que vuelva a ocurrir en el futuro. Cuanto te sientas preparada para realizar un segundo intento de FIV después de un aborto o si has tenido abortos recurrentes, es esencial que un equipo médico estudie tu caso de forma personalizada. Los siguientes tratamientos de reproducción asistida son excelentes alternativas para lograr el embarazo con éxito:

  • MiniOvodonación: es una FIV con óvulos de una donante. Este tratamiento optimiza las posibilidades de quedarse embarazada, incluso en mujeres mayores de 40 años.
  • Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP): consiste en un estudio de los genes del embrión antes de su implantación en el útero. De esta forma, se logra evitar el nacimiento de bebés con alteraciones genéticas. Para llevarlo a cabo, la mujer debe realizarse una FIV.

En miniFIV estamos contigo

Si has sufrido un aborto tras una FIV y necesitas acompañamiento psicológico, en nuestra clínica de fertilidad miniFIV podemos ayudarte. La directora del departamento de psicología, Mª Ángeles Urrea Rodríguez, es especialista en terapia familiar, de pareja y psicología aplicada a la reproducción asistida. Pide tu primera visita gratuita llamando al 900 053 653 o rellenando nuestro formulario para que te contactemos. Cuando estés preparada, también puedes solicitar información sobre nuestros tratamientos de fertilidad para lograr el embarazo. Juntos podemos conseguirlo.