¡Novedad! No esperes más para ser mamá, nuevos packs de pruebas disponibles
icon phone 900 053 653 User Espacio del Paciente
Fertilidad 13 diciembre 2021| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

Aborto espontáneo: ¿qué probabilidades hay de sufrir uno?

El aborto espontáneo o aborto natural, es la interrupción involuntaria de la gestación antes de la semana 20 o la pérdida del feto cuando su peso no alcanza los 500 gramos. Es más habitual de lo que se cree, puesto que afecta a entre el 10 % y 20 % de los embarazos. Puede tener consecuencias a nivel físico y psicológico para la mujer, no solo por la pérdida del bebé, sino por los cambios hormonales que se producen en un breve periodo de tiempo. En el siguiente artículo, veremos los porcentajes de abortos espontáneos por semanas en los procesos de reproducción asistida. Además, explicaremos cuáles son los síntomas, causas y prevención.

 

Porcentajes de aborto espontáneo por semanas

El 80 % tienen lugar antes de las 12 primeras semanas de embarazo. A partir de la semana 9, las probabilidades de que se interrumpa la gestación son inferiores al 3 %. Si la pérdida del embarazo ocurre después de la semana 20, no se considera aborto, sino parto prematuro. No obstante, también puede provocar la muerte del feto.

En función de la semana en la que se produzcan, los tipos de abortos espontáneos son:

  • Aborto prematuro: es aquel que ocurre durante las 12 primeras semanas de gestación. Puede tratarse de un aborto bioquímico (cuando la mujer da positivo en la prueba de embarazo, pero no es posible observarlo mediante ecografía) o un aborto preclínico (la pérdida es tan temprana que la mujer no es conocedora de que está embarazada).
  • Aborto tardío: es una pérdida gestacional que sucede entre las semanas 12 y 20 de embarazo.

Síntomas

Algunas mujeres experimentan una serie de síntomas o señales de aborto, aunque no siempre son indicativo de la pérdida del embarazo. Los síntomas más frecuentes son:

  • Sangrado vaginal y con presencia de coágulos
  • Dolor abdominal o lumbar intenso
  • Cólicos
  • Debilidad
  • Fiebre

Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, la mujer debe acudir inmediatamente al ginecólogo para evitar, si aún es posible, que se produzca el aborto.

 

Causas 

Las complicaciones en el embarazo, bien sea de forma natural o mediante los tratamientos de fertilidad, pueden derivar en abortos espontáneos relacionados con el feto o la mujer. Las causas son:

  • Causas fetales: más del 60 % de los abortos se producen como consecuencia de fallos cromosómicos en el feto. Esto ocurre porque el número de cromosomas no es el adecuado, por lo que se detiene su proceso de crecimiento.
  • Causas maternas: se deben a alteraciones en la cavidad uterina, así como a infecciones y enfermedades autoinmunes de la futura madre (como por ejemplo, la diabetes).

 

Los problemas en la gestación también se producen por los siguientes factores de riesgo:

  • Abortos espontáneos recurrentes: las mujeres que han tenido dos o más abortos consecutivos tienen mayores probabilidades de sufrirlo de nuevo.
  • Edad de la madre: el riesgo de la pérdida gestacional es de alrededor del 25 % a partir de los 35 años, mientras que este aumenta hasta un 50 % en las mujeres de más de 40 años.
  • Estilo de vida poco saludable: malos hábitos como fumar o beber alcohol, así como sobrepeso y estrés.
  • Problemas de salud: enfermedades cardíacas, renales o de tiroides.
  • Problemas ginecológicos: desequilibrios a nivel hormonal o en el aparato reproductor de la mujer.

Prevención 

Para prevenir el aborto espontáneo, es fundamental que la futura madre lleve un estilo de vida saludable, con una dieta equilibrada, y que realice ejercicio moderado. Por supuesto, tendrá que acudir a las visitas ginecológicas con regularidad para verificar que el embarazo esté evolucionando correctamente. Esto es especialmente importante en mujeres con diabetes, obesidad o hipertensión, debido a que tienen más posibilidades de sufrir complicaciones. De la misma forma, debe prestarse especial atención si existen anomalías uterinas y enfermedades inmunológicas. Siempre que exista riesgo de abortar, los expertos recomiendan que la mujer guarde reposo. También es posible que se prescriban sedantes uterinos o progesterona.

En caso de que llegara a producirse, no se necesita recurrir a ningún tratamiento siempre que el feto y todas las estructuras gestacionales sean expulsadas con la pérdida de sangre. Sin embargo, si esto no ocurre, se deberá realizar un legrado uterino o curetaje, una cirugía que se lleva a cabo con anestesia para extraer los restos de tejido que no se hayan eliminado. En otros casos, se aconseja utilizar medicación, lo que se denomina aborto farmacológico. Los restos del aborto serán analizados para conocer la causa y evitar que se repita en un futuro.

 

En miniFIV estamos contigo

Si has sufrido un aborto espontáneo y deseas lograr tu bienestar emocional, en nuestra clínica miniFIV ofrecemos acompañamiento psicológico de la mano de Mª Ángeles Urrea Rodríguez. También somos pioneros en tratamientos de estimulación suave, una alternativa más natural y económica, adecuada tanto para pacientes con buen pronóstico como para mujeres de edad avanzada o baja reserva ovárica. Puedes solicitar tu primera visita gratuita llamando ahora al teléfono 900 053 653 o rellena el formulario con tus datos y nos pondremos en contacto contigo. ¡Ven a conocernos!