¡Novedad! Primera visita gratuita
icon phone 900 053 653
Nutrición fértil 10 agosto 2020| By Minifiv

¿Cómo es un aceite de oliva fértil?

 

Ya son varias semanas en las que desde Minifiv, de la mano de Virginia Ruipérez, te hablamos sobre la nutrición fértil y sus beneficios. En esta ocasión os lo contamos todo sobre un alimento esencial en nuestro día a día: el aceite de oliva.

 

El aceite de oliva es oro en estado líquido y esta cualidad se la otorgan sus propiedades para proteger la salud y, claro está, también la fertilidad humana.

 

Veamos qué beneficios tiene para la fertilidad el aceite de oliva y lo más importante, cómo tiene que ser cualitativamente el aceite para que tenga dichas propiedades.

 

El aceite de oliva es fuente de nutrientes responsables de sus efectos saludables y fértiles, como la vitamina E y los ácidos grasos esenciales, cuyo principal protagonista es el ácido oleico.

 

La vitamina E, el tocoferol, en el que su propio nombre etimológicamente indica su potencial fértil. “Toco” significa concepción y nacimiento de un niño en griego y “ferol” significa “llevar”, de modo que esta vitamina es “la que lleva a la concepción y al nacimiento de un niño”.

 

Este nombre tan ilustrativo se debe a que es una vitamina que activa la hipófisis de la mujer para la creación de FSH, hormona que hace madurar a los ovocitos a óvulos y a la del hombre en la producción de testosterona para la creación del esperma.

Por lo tanto, el tocoferol activa a la hipófisis, glándula maestra endocrina, favoreciendo la producción y equilibrio hormonal, y la formación de gametos de calidad.

 

Los ácidos grasos esenciales, como el oleico, también forman parte del tejido nervioso del cerebro. Por lo tanto, van a mantener a la hipófisis en salud, favoreciendo de nuevo el equilibrio hormonal.

También estos ácidos grasos esenciales forman parte de la membrana de las células y la fortalecen, por lo que protegen la integridad del material genético del ADN. También lo van a hacer con el óvulo y el esperma, es decir, van a restaurar su membrana celular y proteger su ADN, por lo que por esta vía también favorecen la calidad de los gametos.

 

Luego encontramos el efecto antiinflamatorio de los ácidos grasos esenciales, que va a preservar la salud de los órganos y tejidos reproductivos como el útero.

Y la propiedad de licuar la sangre de los mismos, su cualidad anticoagulante, que va a favorecer la implantación del embrión, el transcurso del embarazo y el nacimiento de un bebé saludable, ya que favorece el aporte de sangre al útero.

 

Tras esta presentación de las propiedades del aceite de oliva para la fertilidad, vamos a ver cómo tiene que ser cualitativamente este aceite para que realmente intervenga en la biología de la fertilidad y sea un aliado en la búsqueda de la maternidad y la paternidad.

 

Lo importante es saber que tanto la vitamina E como los ácidos grasos esenciales son termosensibles, fotosensibles y se inactivan con el calor, la luz y el oxígeno.

Que se inactiven significa que estos factores rompen su estructura química natural, y ya no pueden intervenir en las funciones fisiológicas de la salud ni la fertilidad, ya que es la estructura química natural de la vitamina E y del ácido graso esencial la que, como una llave abre una cerradura, activa las funciones fértiles que he descrito con anterioridad, y si esta llave está rota, no va a poder abrir la cerradura.

 

Por esto, la calidad de un aceite y sus características cualitativas son la clave para que este pueda proteger la salud y la fertilidad.

Para que un aceite sea saludable y fértil tiene que haber estado protegido de factores que estropean e inactivan sus valiosos nutrientes como son el calor y la luz.

 

Por esto, el aceite, que es un jugo de aceituna, ha tenido que ser obtenido por un procedimiento mecánico o de presión en frío, donde no hay temperatura que estropee al aceite. También debe ser envasado en una botella oscura, para preservarlo de la luz y que así sus nutrientes preserven la estructura química que les hacen saludables y fértiles.

Ya que, si los aceites son obtenidos con temperaturas, como es en la mayoría de la producción de los aceites convencionales, y están envasados en botellas transparentes, el calor y la luz dañan la estructura de sus nutrientes inactivándolos en sus propiedades.

 

Pero vayamos un poquito más lejos y sigamos dando calidad al mensaje. Además de que el aceite no haya estado expuesto al calor ni a la luz, es condición importantísima que el envase del aceite sea de cristal, ya que cuando envasamos un alimento en plástico este se contamina de bisfenol, que forma parte de los materiales del envase. El bisfenol es una sustancia que se comporta como una hormona química, en concreto como un estrógeno y afecta negativamente a la fertilidad y la salud reproductiva.

 

Y esto es todo, estas son las razones de por qué os invito a escoger y cuidar el aceite de oliva, un alimento que pertenece a nuestra cultura mediterránea, que muchas veces lo disfrutamos en desayunos, comidas y cenas como ingrediente de nuestras comidas diarias, que además de ser un tesoro para la salud, es un alimento que protege la fertilidad.

 

 

 

Virginia Ruipérez

Creadora del Método Naturista de Fertilidad
y autora del libro ‘Fertilidad natural’