¡Novedad! Primera visita gratuita
icon phone 900 053 653
Fertilidad 26 febrero 2021| By Minifiv

Citología: qué es y cuándo es recomendable realizarla

También conocida como prueba de Papanicolaou, la citología ginecológica es una prueba que todas las mujeres deben realizarse para detectar y prevenir enfermedades. A continuación, explicaremos qué es la citología, en qué consiste y cada cuánto tiempo debe hacerse según los especialistas. También resolveremos dudas habituales, tales como si la citología duele o si se puede llevar a cabo durante el embarazo. Finalmente, hablaremos sobre cómo prepararse para la prueba y cómo se pueden interpretar los resultados obtenidos.

 

¿Qué es la citología y en qué consiste?

 La citología es una prueba que sirve para diagnosticar las lesiones precursoras o el propio cáncer de cuello uterino (CCU). También detecta posibles infecciones causadas por bacterias, hongos o virus, como el virus del papiloma humano (VPH), una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes. La citología no duele, es una técnica muy sencilla que dura 5 minutos y que, normalmente, forma parte de la revisión ginecológica.

Para llevar a cabo la citología, la paciente se tumba en la camilla, adoptando la llamada posición ginecológica o litotomía. De esta forma, el ginecólogo o ginecóloga obtiene una muestra de las células del interior y el exterior del cuello del útero, y del fondo de la vagina, realizando un suave raspado con la ayuda de una espátula y un cepillo. La muestra se coloca en un portaobjetos (una pequeña lámina delgada de vidrio) y se lleva al laboratorio para analizarla al microscopio y poder elaborar un diagnóstico. Si se detectan anomalías en las células en fases tempranas, permite realizar un tratamiento precoz. De hecho, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), la citología ginecológica ha conseguido reducir alrededor de un 70-80 % la incidencia y mortalidad del cáncer de cuello uterino.

 

¿Cada cuánto tiempo se debe hacer una citología?

 La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) aconseja que todas las mujeres se realicen una citología a partir de los 25 años de edad. Además, para un seguimiento adecuado, debe repetirse cada 3 años si se tiene entre 25 y 30, y cada 5 años desde los 30 hasta los 65. A partir de esta edad, no será necesaria siempre que los resultados anteriores hayan sido adecuados y negativos. Sin embargo, es conveniente que las pacientes inmunodeprimidas, a las que el VPH puede afectar más, se realicen la prueba citológica una vez al año desde los 21. También han de hacerse un test del VPH junto a la citología desde los 30 años en adelante. De cualquier forma, siempre es fundamental seguir las indicaciones del ginecólogo.

 

¿Es aconsejable realizarse una citología antes o durante el embarazo?

 Las mujeres que deseen quedarse embarazadas, bien sea de forma natural o mediante un tratamiento de fertilidad, deben realizarse una citología de forma preventiva antes de concebir al bebé. Durante el embarazo, los especialistas recomiendan esta prueba a las mujeres de más de 25 que no se la hayan hecho en los tres últimos años. Conviene señalar que no existe ningún riesgo de contraer infecciones, ni tampoco de romper la bolsa amniótica o de parto prematuro. No obstante, algunas pacientes pueden sufrir pequeños sangrados tras la citología ginecológica, que no implican ningún tipo de problema en la gestación.

 

Recomendaciones para la citología

Los días previos a la citología ginecológica deben seguirse estas indicaciones con el objetivo de evitar alteraciones en los resultados:

  • Haber finalizado la regla 3o 4 días antes de la prueba.
  • No mantener relaciones sexuales las 48horas previas.
  • Lavarse externamente con agua y jabón neutro. No hacerse lavados internos ni emplear desodorantes vaginales.
  • No utilizar tratamientos tópicos 5o 7 días antes (óvulos, espermicidas o cremas vaginales).

Durante la citología, la mujer ha de estar relajada para evitar que se contraigan los músculos de la vagina, lo que podría causar molestias. Una vez realizada, no requiere de cuidados posteriores.

 

¿Cómo se pueden interpretar los resultados?

 Si el resultado de la citología ginecológica es negativo, significa que las células que han sido analizadas son normales y que no existe ningún tipo de enfermedad ni infección. Por el contrario, si el resultado es positivo, indicaría que se han observado células de origen cervical anómalas. En este caso, también debe hacerse una colposcopia, un procedimiento que consiste en la exploración del cuello del útero, la vagina y la vulva para descartar posibles enfermedades. En función de los resultados obtenidos, el ginecólogo recomendará el tratamiento más adecuado para la paciente.

Si quieres realizarte una citología o deseas quedarte embarazada, en nuestra clínica de reproducción asistida miniFIV estaremos encantados de ayudarte. Puedes solicitar tu primera visita gratuita con nosotros llamando al 900 053 653 o dejándonos tus datos en nuestro formulario de contacto. Somos el centro con más experiencia de España en estimulación suave y en tratamientos basados en el ciclo natural de la mujer con bajas dosis de medicación. Contamos con un gran equipo médico a quienes les avala una amplia experiencia en todas las especialidades del ámbito reproductivo: ginecología, embriología, urología y andrología. Además, disponemos del equipamiento más vanguardista para llevar a cabo todos los tratamientos con éxito.