¡Novedad! Financiación hasta en 24 meses sin intereses ni comisiones. Más info aquí

icon phone 900 053 653 icono Espacio del Paciente Minifiv Espacio del Paciente
Fertilidad 27 julio 2022| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

Posibilidades de embarazo con fallo ovárico diagnosticado

Fallo ovárico precoz y embarazo: ¿es posible? El fallo ovárico precoz (FOP), también conocido como insuficiencia ovárica primaria (IOP), hace referencia a la interrupción de la función de los ovarios antes de los 40 años. Por tanto, la ovulación desaparece y los ovarios dejan de generar estrógenos y progesterona, lo que supone el cese de la menstruación. En el artículo de hoy, veremos cuáles son las causas y los síntomas más habituales del FOP. También explicaremos qué relación existe entre la insuficiencia ovárica y el embarazo.

¿Por qué se produce el fallo ovárico precoz?

La reserva ovárica es el número de óvulos de los que dispone una mujer en un momento concreto de su vida. Al nacer, cuenta con aproximadamente entre 1 y 2 millones de óvulos. En la pubertad, esta cifra desciende hasta los 500 000 óvulos, puesto que se van liberando durante los ciclos menstruales. Aunque se estima que la reserva ovárica se agota en torno a los 50 años, es posible que se produzca de forma anticipada, lo que se conoce como fallo ovárico precoz o prematuro (FOP). Según la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), afecta a una de cada cien mujeres de menos de 40 años y a una de cada mil antes de los 30 años.

En la mayoría de los casos, no se conoce la causa exacta de la insuficiencia ovárica, aunque el riesgo de sufrirla aumenta si existen antecedentes familiares directos. No obstante, las causas del fallo ovárico precoz más frecuentes son:

  • Alteraciones genéticas: la presencia de defectos congénitos en los cromosomas o genes, como el síndrome de Turner o de X frágil, pueden producir FOP.
  • Enfermedaded autoinmunes: algunas mujeres crean anticuerpos que reconocen el tejido ovárico como ‘extraño’, y se acelera una reducción de la reserva ovárica. Puede asociarse a otras enfermedades autoinmunes como las de la tiroides o la glándula suprarrenal.
  • Exposición a agentes tóxicos: el consumo de tabaco o el uso de pesticidas y disolventes son otros de los causantes de la insuficiencia ovárica.
  • Extirpación de los ovarios: después de someterse a una cirugía para extirpar los ovarios de forma parcial o completa, es posible que desencadene en FOP.
  • Tratamientos contra el cáncer: la radioterapia y la quimioterapia para tratar el cáncer u otras enfermedades benignas generan un descenso en el número de óvulos. No obstante, puede ser reversible en función de la edad y las dosis de medicación que se administren.

Síntomas del fallo ovárico precoz

Por lo general, los síntomas del fallo ovárico precoz son similares a los de la menopausia, puesto que aparecen debido a la falta de estrógenos. Los más habituales son:

  • Periodos irregulares o ausencia de regla (amenorrea)
  • Sequedad vaginal
  • Sofocos
  • Alteraciones del sueño
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Problemas de concentración
  • Pérdida del deseo sexual

Diagnóstico y tratamiento de la insuficiencia ovárica

En caso de experimentar algunos de los síntomas anteriores, especialmente la falta de menstruación, es recomendable acudir a la consulta de ginecología. Para el diagnóstico del FOP se realizan las siguientes pruebas:

  • Historia clínica: se elabora un estudio detallado de la paciente y de sus antecedentes familiares.
  • Exploración física y ginecológica.
  • Análisis de sangre: se valoran los niveles de estradiol, que en caso de tener FOP estarán disminuidos; junto con los niveles de la hormona foliculoestimulante (FSH), que aparecerán aumentados.
  • Estudios genéticos: si se desconoce la causa del FOP, se realiza un estudio de posibles causas genéticas para descartar posibles anomalías.

Una vez diagnosticado, el tratamiento del fallo ovárico precoz consiste en una terapia hormonal sustitutiva (THS) mediante pastillas, cremas o parches. De este modo, se compensa la falta de estrógenos y progesterona para aliviar los síntomas característicos de esta alteración. A su vez, los especialistas recomiendan incrementar la ingesta de alimentos ricos en calcio y vitamina D para prevenir el riesgo de osteoporosis. En algunos casos, también puede ser necesario que la mujer requiera atención psicológica y emocional.

Fallo ovárico precoz y embarazo, ¿es posible?

Muchas mujeres con FOP tienen problemas de fertilidad debido al cese de la ovulación y a los bajos niveles de estrógenos. Sin embargo, existen otros casos en los que la alteración no es permanente y los ovarios vuelven a funcionar de forma espontánea. Por tanto, las posibilidades de lograr el embarazo con fallo ovárico precoz de forma natural son de entre un 5-10 %, según datos de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

Fallo ovárico precoz y embarazo: si la mujer no lo consigue, la mejor opción es recurrir a los tratamientos de fertilidad. En las mujeres de entre 30 y 40 años, se suele llevar a cabo la fecundación in vitro (FIV) con óvulos propios. Esto se debe a que todavía es posible obtener embriones de calidad, a pesar de que la cantidad de los óvulos sea reducida. Otra alternativa es acumular ovocitos hasta alcanzar una cantidad adecuada para poder realizar el tratamiento. No obstante, si no se obtienen resultados, se recomienda recurrir a la ovodonación, que consiste en una FIV convencional con óvulos de una donante.

Descubre miniFIV, pioneros en estimulación suave

Si te han diagnosticado fallo ovárico precoz y deseas quedarte embarazada, en la clínica miniFIV podemos ayudarte. Somos especialistas en estimulación suave, una alternativa para todas aquellas mujeres que buscan un tratamiento más natural y con menos efectos secundarios. Nuestra clínica cuenta con laboratorio y tecnología vanguardista en reproducción asistida para llevar a cabo el procedimiento con las máximas garantías. Puedes solicitar una primera visita gratuita con nosotros llamando ahora al 900 053 653 o rellenando el formulario con tus datos. ¡Haz realidad tu sueño!