¡Novedad! No esperes más para ser mamá, nuevos packs de pruebas disponibles
icon phone 900 053 653 User Espacio del Paciente
Fertilidad 17 junio 2021| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

¿Cuáles son los síntomas de óvulo fecundado?

Durante el embarazo, las mujeres experimentan cambios en su cuerpo que ayudan al correcto desarrollo del embrión. Conocer los síntomas de fecundación es de gran utilidad si estás pensando en quedarte embarazada, bien sea de forma natural o mediante un tratamiento de reproducción asistida. Pero ¿cómo saber si ha habido fecundación? A continuación, explicaremos cuáles son los síntomas de concepción y óvulo fecundado más comunes para que puedas saber si estás embarazada.

 

Síntomas de óvulo fecundado más habituales

 Los primeros síntomas de óvulo fecundado suelen aparecer en torno a la tercera semana después de la fecundación, es decir, cuando se produce la unión de un óvulo y un espermatozoide y se inicia el embarazo. No obstante, algunas mujeres presentan síntomas desde la primera semana. Saber si una mujer está embarazada de forma precoz ayuda a una correcta gestación. Mediante control médico, la mujer podrá hacer cambios en su estilo de vida adaptados a este nuevo estado, como el ejercicio o la alimentación durante el embarazo.

Los síntomas de concepción no son iguales en todas las mujeres. De hecho, una misma mujer puede experimentar diferentes cambios de un embarazo a otro. En general, los síntomas de óvulo fecundado más habituales son los siguientes:

  1. Ausencia de menstruación

 La ausencia de menstruación, también llamada amenorrea, es una de las señales de embarazo más evidentes. Este síntoma es especialmente llamativo en mujeres con periodos regulares. Sin embargo, también puede confundirse con un periodo irregular, que son aquellos en los que la regla tarda en llegar más de 38 días o cuando la duración varía de un mes a otro.

  1. Molestias digestivas

Las molestias digestivas, como las náuseas y los vómitos, suelen aparecer durante el primer trimestre de embarazo en cualquier momento del día. Si la frecuencia y la intensidad no son persistentes, no tienes por qué preocuparte, ya que forman parte de las molestias habituales.

  1. Sangrado de implantación

En torno al séptimo día después de la fecundación, muchas mujeres experimentan un leve sangrado que se puede confundir con la regla, pero que es indicativo de embarazo. Se trata del sangrado de implantación, que se produce debido al proceso por el que el óvulo fecundado se adhiere al endometrio, un tejido que recubre el interior del útero.

  1. Cambio en el tamaño de los pechos

 A los pocos días del inicio del embarazo, se produce un aumento del tamaño de los pechos y una mayor sensibilidad o incluso molestias en esta zona. El motivo de estos cambios es que las glándulas mamarias se están preparando para la lactancia.

  1. Orinar frecuentemente y alteraciones intestinales

Otro de los síntomas de óvulo fecundado es la necesidad de orinar con más frecuencia de lo normal, especialmente desde la sexta semana de gestación y hasta el final del parto. Esto se debe a que el útero se agranda para acoger al feto, de forma que oprime la vejiga. De igual modo, puede aparecer estreñimiento por la ralentización del tránsito intestinal.

  1. Cambios de humor

 Los cambios de humor repentinos, como pasar de la alegría a una sensación de irritabilidad o tristeza de forma fácil, son muy habituales en las mujeres embarazadas. Estas variaciones en el estado de ánimo, que también pueden tener lugar durante la menstruación, son consecuencia de los cambios hormonales.

  1. Antojos por determinados alimentos

 Se trata de unos de los síntomas de concepción más conocidos. Aunque puede parecer una leyenda urbana, lo cierto es que muchas embarazas afirman que estos deseos alimenticios aparecen durante las primeras semanas de gestación, incluso por alimentos que nunca antes habían despertado su interés. 

  1. Falta de energía y somnolencia 

La disminución de fuerza y la somnolencia excesiva pueden ser indicativos de embarazo. Ambos síntomas aparecen prácticamente desde la primera semana. La causa principal de ello es la progesterona, una hormona sexual femenina imprescindible para la implantación embrionaria.

  1. Alteraciones en el olfato y el gusto 

Dos de los indicativos para saber si ha habido fecundación es que las mujeres embarazadas perciben todos los olores con más intensidad y experimentan cambios en la percepción de los sabores. Esto se produce desde el retraso del periodo debido al aumento de estrógenos, un grupo de hormonas responsables del crecimiento del útero.

  1. Dolores de cabeza y mareos 

Otros de los síntomas de fecundación más habituales son los dolores de cabeza y los mareos desde el inicio de la concepción. Ambos conllevan una disminución de la tensión arterial.

 

Todos estos síntomas pueden ayudarte a saber si estás embarazada. No obstante, recuerda que realizarte un test de embarazo y acudir al ginecólogo son las únicas formas fiables para confirmarlo.

Si deseas recibir más información o quedarte embarazada, en nuestra clínica de reproducción asistida miniFIV podemos ayudarte a cumplir tu sueño. Somos especialistas en tratamientos de fertilidad naturales y con poca medicación, lo que facilita el proceso y reduce los efectos secundarios. Ven a visitarnos a nuestra clínica de Madrid para resolver todas tus dudas llamando ahora al 900 053 653 o solicita tu primera visita gratuita dejándonos tus datos en nuestro formulario de contacto. ¡Te esperamos!