¡Novedad! Primera visita gratuita
icon phone 900 053 653
Nutrición fértil 28 agosto 2020| By Minifiv

Frutos oleaginosos para tu fertilidad

Como de costumbre, desde Minifiv, con la colaboración de Virginia Ruipérez de Fertilidad Natural, os tratemos un blog sobre alimentación fértil. Hoy nos adentramos en el mundo de los frutos oleaginosos.

 

Lo primero, un fruto oleaginoso es una semilla rica en grasas de origen vegetal. Nos lo indica la propia etimología de la palabra: oleaginoso proviene de la palabra latina Oleum que significa aceite.

Por ello, los frutos oleaginosos son alimentos vegetales de los que puede extraerse aceite, como la nuez, la avellana, la almendra, la pipa de girasol o calabaza, el anacardo, el aguacate o la aceituna.

Estas semillas son importantes para optimizar la fertilidad al ser fuente de ácidos grasos esenciales, vitaminas como la vitamina E y la vitamina B, y minerales como el zinc o el magnesio.

 

¿Por qué los frutos oleaginosos son fértiles?

 

Los frutos oleaginosos son un alimento saludable y fértil, que cuando se toman en estado natural – crudos y sin tostar – aportan muchísimos beneficios, al contrario de lo que se suele pensar. Por lo tanto, no engordan, ya que nuestro organismo va a utilizar sus grasas, sus ácidos grasos esenciales, para proteger la salud y la fertilidad. Esto es debido a que los ácidos grasos esenciales tienen importantes beneficios para la salud del sistema nervioso, del cardiovascular, para los tejidos corporales y para la célula y, claro está, también para la fertilidad.

Pero estas propiedades saludables y fértiles se obtienen solo cuando el fruto oleaginoso no ha sido expuesto al calor, ya que el calor es un factor que desestructura a los nutrientes de estas semillas, en concreto a sus ácidos grasos esenciales y a su vitamina E, que son nutrientes termosensibles. Esto significa que el calor rompe la estructura del nutriente y este ya no puede intervenir en mantener la salud y la fertilidad, y entonces el organismo los llevaría a la grasa corporal y engordarían.

Por esto los frutos oleaginosos hay que tomarlos siempre sin tostar y en cantidades moderadas.

En uno de los posts anteriores veíamos los beneficios de la aceituna y su aceite de oliva para la fertilidad. Las mismas virtudes fértiles tienen los demás frutos oleaginosos, pero las vamos a recordar.

 

Beneficios de los frutos oleaginosos para la fertilidad

 

La vitamina E es un nutriente que activa a la hipófisis, glándula del cerebro que se encarga del equilibrio hormonal. Por lo tanto, su aporte favorece una producción óptima de hormonas FSH y testosterona para favorecer la calidad del óvulo y del esperma, ya que estas hormonas son las encargadas de producir a los gametos.

Los ácidos grasos esenciales, al formar parte del tejido nervioso, van a favorecer la salud de la hipófisis, por lo tanto, también contribuyen al equilibrio hormonal y, como son los encargados de transportar a la FSH y a la testosterona al ovario y al testículo, favorecen también la calidad del óvulo y del esperma.

Pero, además estas grasas forman parte de la membrana de las células y protegen al material genético de las mismas, por lo tanto, también lo harán con el ADN del óvulo y del esperma. Además, al formar parte de los tejidos, mantendrán la salud de órganos como el útero.

 

Por todo esto, se recomienda tomar las semillas oleaginosas siempre sin tostar y preferiblemente sin pelar. Cuando se encuentren con cáscara para proteger la integridad biológica de su vitamina E y de sus ácidos grasos esenciales, y que este equipo de nutrientes optimice la fertilidad.

 

Se pueden tomar con las tostadas o los cereales del desayuno, en las ensaladas fértiles o como ingrediente para elaborar platos en crudo o cocinados.

Pero recuerda: nunca se debe someter a un fruto oleaginoso al calor de la cocción, y si se añaden a platos cocinados, se deben añadir al final, al servir el plato.

 

Así espero que comiences a disfrutar de estos frutos, piensa en todo su potencial biológico: si plantas una nuez, crecerá un nogal, si plantas una almendra, crecerá un almendro. Todo este potencial va estar a tu favor como gran aliado en tu camino hacia la maternidad y la paternidad.

 

Virginia Ruipérez

Creadora del Método Naturista de Fertilidad
y autora del libro ‘Fertilidad natural’