¡Novedad! No esperes más para ser mamá, nuevos packs de pruebas disponibles

icon phone 900 053 653 User Espacio del Paciente
Infertilidad 28 enero 2022| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

Ovodonación: ¿en qué consiste y en qué casos está indicada?

La ovodonación es un tratamiento de fertilidad que ayuda a muchas mujeres a lograr el embarazo gracias a los óvulos de una donante anónima. Según datos oficiales de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), las tasas de éxito de este procedimiento son muy altas, con cerca de un 60 % de embarazos por transferencia embrionaria. Los expertos recomiendan la ovodonación a mujeres que no pueden tener hijos con sus propios óvulos por causas como la edad o presentar alteraciones genéticas. Si quieres saber más sobre este tratamiento, a continuación veremos los tipos que existen y el proceso paso a paso.

 

¿Qué es la ovodonación y en qué casos está indicada?

Consiste en la realización de una fecundación in vitro (FIV) con la donación de óvulos de una mujer joven y sana, lo que aumenta las posibilidades de quedarse embarazada. No suele ser la primera opción elegida de los tratamientos de reproducción asistida, puesto que las pacientes o parejas prefieren ser padres con sus propios gametos. No obstante, en muchos casos es la mejor alternativa para conseguir la maternidad tras intentos fallidos con la fecundación in vitro (FIV) convencional.

La ovodonación está indicada en los siguientes casos:

  • Alteraciones genéticas en los óvulos que pudieran ser heredadas por los hijos.
  • Ausencia de ovarios.
  • Edad materna avanzada: a partir de los 35 años, la calidad de los ovocitos disminuye significativamente.
  • Fallos en técnicas de reproducción asistida previas con óvulos propios.
  • Insuficiencia ovárica precoz (IOP): se trata del cese de la actividad ovárica antes de los 40 años, lo que supone que los ovarios dejen de funcionar previamente a la menopausia.
  • Pérdida de la función ovárica debido a tratamientos contra el cáncer.

Tipos de ovodonación

En la actualidad, existen cuatro tipos en función de la procedencia y el número de óvulos:

  1. Donación de óvulos en fresco

Se caracteriza porque los ciclos de la donante y la mujer receptora deben estar sincronizados. De esta forma, se realiza la punción ovárica a la donante y, transcurridos entre 3 y 5 días, la transferencia del embrión a la mujer receptora en un mismo ciclo. El principal inconveniente de este procedimiento es que existe la posibilidad de que la donante no responda correctamente a la estimulación ovárica, lo que implicaría prolongar el proceso hasta el siguiente ciclo.

  1. Donación de óvulos vitrificados

En este caso no se necesita que los ciclos estén sincronizados. Simplemente se obtienen los óvulos de la donante y se congelan hasta que vaya a realizarse la fecundación. Por su parte, la receptora deberá preparar el endometrio mediante la administración de medicación por vía oral, pero sin tener que coordinarse con la donante.

  1. Óvulos de un banco de donantes

Para realizar la ovodonación, la clínica puede disponer de su propio banco de donantes de óvulos o recurrir a un banco externo. En el segundo caso, se dispone de una amplia variedad de fenotipos, lo que facilita encontrar una donante compatible y llevar a cabo el procedimiento de forma inmediata.

  1. Miniovodonación

Se trata de una donación con menos óvulos, concretamente entre 4 o 5, frente a la ovodonación convencional donde se reciben de 8 a 10. De este modo, se reduce el coste del tratamiento y se evita la vitrificación de los embriones sobrantes. Además, la tasa de embarazo es la misma en ambos casos.

Si queréis saber más sobre este tratamiento en miniFIV, podéis ver este vídeo:

 

 

Proceso de ovodonación: ¿en qué consiste?

En primer lugar, la donante de óvulos debe cumplir una serie de requisitos éticos, legales y médicos establecidos por la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida. Entre ellos, tener entre 18 y 34 años, contar con un buen estado de salud físico y mental, así como no ser portadora de enfermedades que pudieran ser transmitidas a la descendencia. La donación de óvulos es un proceso voluntario, altruista y anónimo, por lo que la mujer receptora no podrá conocer a la donante. Una vez seleccionada, las fases de las que consta la ovodonación son:

  1. Estimulación ovárica de la donante

La donante de óvulos deberá realizarse un tratamiento hormonal de estimulación ovárica para que puedan madurar más óvulos que en un ciclo natural. Posteriormente, tiene lugar la punción ovárica en la clínica de fertilidad para obtener los óvulos, los cuales se fecundarán en el laboratorio con el semen de la pareja de la mujer receptora o de un donante. Los especialistas evaluarán el desarrollo de los embriones resultantes hasta proceder a la transferencia.

  1. Transferencia embrionaria a la mujer receptora

Para llevar a cabo la transferencia embrionaria, que suele hacerse entre 3 y 6 días después de la fecundación, la futura madre seguirá un tratamiento para preparar el endometrio y facilitar la implantación del embrión. Este consiste en la administración de estrógenos y progesterona para ayudar a que el endometrio alcance un grosor adecuado de entre 7 y 10 milímetros. Seguidamente, se procede a la transferencia del embrión o embriones (con un máximo de tres). Pasados de 10 a 12 días, la mujer ya puede realizarse la prueba de embarazo para comprobar si la ovodonación ha dado resultado.

 

Conoce miniFIV, expertos en miniOvodonación

Si deseas formar una familia, en nuestra clínica de fertilidad miniFIV somos expertos en miniOvodonación. Se trata de un procedimiento fácil y rápido, que no requiere de tratamiento hormonal para la estimulación ovárica y que se adapta a las necesidades de cada paciente. Las tasas de éxito son muy altas, incluso en mujeres mayores de 40 años. Puedes solicitar una primera visita gratuita con nosotros llamando al teléfono 900 053 653 o dejándonos tus datos en el formulario de contacto. ¡Los sueños se cumplen en miniFIV!