¡Novedad! No esperes más para ser mamá, nuevos packs de pruebas disponibles
icon phone 900 053 653 User Espacio del Paciente
Fertilidad 24 diciembre 2021| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

La selección genética de embriones

En la actualidad, la selección genética de embriones para evitar enfermedades genéticas ofrece enormes ventajas en las técnicas de reproducción asistida, para poder maximizar las tasas de éxito al conseguir un embarazo.

La tecnología más reciente, como la inteligencia artificial (IA), ha permitido también mejorar complejos procesos de tratamientos de fertilidad como la selección embrionaria. De hecho, según un estudio de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE), la inteligencia artificial garantiza una precisión de en torno al 75 % en la selección de embriones cromosómicamente normales para aumentar las posibilidades de lograr el embarazo. En el artículo de hoy hablaremos de la importancia de las pruebas preimplantacionales para seleccionar los mejores embriones a transferir en el útero de la mujer.

 

¿En qué consiste la selección de embriones?

La selección embrionaria permite elegir a los embriones más adecuados a nivel genético antes de su implantación en el útero de la mujer. Para ello, se realizan una serie de pruebas, como el diagnóstico genético preimplantacional (DGP) o el cribado pancromosómico (CPC). De esta forma, se puede evitar el nacimiento de niños con alteraciones genéticas graves como el síndrome de la X frágil, la enfermedad de Huntington o la distrofia muscular.

La selección genética de embriones en España es legal, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos. Según la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, para descartar un embrión es imprescindible que este presente una enfermedad de aparición temprana, no curable o que ponga en riesgo su vida. Todos los embriones que son descartados se congelan en los laboratorios de las clínicas de fertilidad. Este procedimiento solo debe aplicarse en los siguientes casos:

  • Mujeres de edad materna avanzada: a partir de los 40 años la probabilidad de sufrir alteraciones genéticas en la descendencia es alta.
  • Abortos de repetición: consiste en la pérdida de tres o más embarazos consecutivos antes de la semana 20 de gestación.
  • Fallo repetido de implantación: cuando no se logra el embarazo después de tres ciclos de reproducción asistida con embriones de buena calidad.
  • Antecedentes familiares o personales de enfermedades genéticas graves.

Selección genética de embriones mediante biopsia

La selección genética de embriones es una de las fases más importantes de la reproducción asistida. Las pruebas preimplantacionales consisten en la extracción de entre 5 y 10 células del blastocisto para examinarlas a nivel cromosómico mediante una biopsia. Para ello se realiza un orificio en la denominada “zona pelúcida”, que es la membraba que rodea todas las células. Se introduce a continuación una pipeta muy fina que permite aspirar y extraer una célula para proceder a su análisis.

Para llevar a cabo esta técnica se requiere una avanzada tecnología y personal altamente cualificado.

El objetivo es diferenciar entre un embrión cromosómicamente normal (euploide) y no normal (aneuploide). Estos se comportan de forma distinta en su desarrollo dependiendo del contenido cromosómico, lo que puede estudiarse mediante análisis de imagen. Los embriones euploides empiezan su desarrollo como blastocistos antes que los aneuploides, debido a que estos últimos presentan un mayor nivel de actividad celular.

 

Selección embrionaria mediante inteligencia artificial

La inteligencia artificial permite llevar a cabo una selección embrionaria precisa y fiable, evitando las técnicas denominadas “invasivas”. Además, facilita la automatización de un proceso que en la actualidad todavía se lleva a cabo manualmente.

Gracias a un sistema de algoritmos, la inteligencia artificial (IA) estudia la viabilidad de la implantación embrionaria mediante un algoritmo generado a partir de un completo análisis de datos. Entre ellos, la IA puede evaluar los primeros estadios del desarrollo del embrión y cuantificar la duración de los ciclos celulares, así como conocer el diámetro de las células que forman el blastocisto.

 

Ventajas de la inteligencia artificial en los tratamientos de fertilidad

La inteligencia artificial clasifica embriones de forma automatizada con métodos de aprendizaje dirigido fundamentados en la experiencia de embriólogos. Es capaz de evaluar todos los pasos del desarrollo del embrión y clasificar su morfología.

Las principales ventajas que ofrece la IA en los diferentes tratamientos de fertilidad, como la fecundación in vitro (FIV) y la inseminación artificial (IA), son:

  • Expectativas más realistas de las pacientes basadas en el análisis de las predicciones de los tratamientos en función de los nacidos vivos.
  • Identificación de gametos y embriones viables a través de un sistema basado en algoritmos, lo que permite realizar una selección de embriones para evitar enfermedades genéticas.
  • Mejora el estudio del estado de receptividad del endometrio para llevar a cabo la transferencia embrionaria al útero de la mujer en el momento preciso.
  • Mayores tasas de éxito de los métodos de reproducción asistida gracias a un protocolo personalizado e individualizado de cada paciente.

Cumple tu ilusión en miniFIV

En la clínica de fertilidad miniFIV podemos ayudarte a lograr tu deseo de formar una familia. Somos pioneros en España y la única clínica especializada íntegramente en tratamientos de estimulación ovárica suave, una alternativa natural y con menos efectos adversos. Nuestro equipo de profesionales en reproducción asistida dispone de una amplia experiencia en esta técnica para ofrecerte las máximas garantías. Si deseas obtener más información, solicita una primera visita gratuita con nosotros llamando al teléfono 900 054 653 o rellena el formulario. ¡Ven a conocernos!