¡Novedad! Financiación hasta en 24 meses sin intereses ni comisiones. Más info aquí

icon phone 900 053 653 icono Espacio del Paciente Minifiv Espacio del Paciente
Fertilidad 3 octubre 2022| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

Valores de beta-hCG por semana de embarazo

La hormona gonadotropina coriónica humana (hCG), más conocida como la hormona del embarazo, es una glicoproteína que se desarrolla después de la implantación del embrión. Por tanto, su presencia confirma que la mujer está embarazada y que la gestación evoluciona correctamente. Para detectarla, existen pruebas que permiten conocer sus niveles exactos. A continuación, explicaremos las funciones de beta-hCG y los diferentes test de embarazo. También veremos la tabla de valores de beta-hCG por semana de gestación.

¿Qué es la hormona beta-hCG?

La gonadotropina coriónica humana es una hormona que se produce durante la gestación. En primer lugar, la sintetiza el embrión en desarrollo (en concreto, el trofoblasto). Posteriormente la genera una parte de la placenta (sincitiotrofoblasto). Entre las principales funciones de beta-hCG, esta se encarga de mantener el cuerpo lúteo para que pueda producir progesterona. Esta hormona es muy importante para que la gestación evolucione de forma adecuada. A su vez, tiene un papel esencial tanto en la fase de la implantación del embrión como en la tolerancia del sistema inmunitario.

La hormona gonadotropina coriónica humana está constituida por dos subunidades llamadas alfa y beta. La fracción alfa es común con otras hormonas como la estimulante de la tiroides (TSH), la foliculoestimulante (FSH) y la luteinizante (LH). En cambio, la beta es única de hCG. Por esta razón, las pruebas de embarazo detectan la subunidad beta para evitar falsos positivos que aparecerían debido a la presencia de otras hormonas parecidas.

Tipos de pruebas de la hormona beta-hCG

La prueba de la hormona gonadotropina coriónica humana puede realizarse mediante un análisis de sangre u orina. No obstante, los expertos recomiendan el análisis de sangre. Este es capaz de detectar valores más bajos de beta-hCG y determinar las concentraciones exactas. Las diferencias entre los dos tipos de pruebas de embarazo son:

  • Pruebas de embarazo cualitativas: permiten conocer la presencia o no de beta-hCG mediante un análisis de sangre u orina. No obstante, no es posible conocer los niveles exactos. Por lo general, los test de orina suelen requerir concentraciones de más de 25 o 50 mUI/ml para ser considerados positivos.
  • Pruebas de embarazo cuantitativas: indican el valor de beta-hCG exacto mediante la realización de un análisis de sangre. El resultado es positivo cuando los niveles son superiores a 5 mUI/ml.

Valores de beta-hCG por semana de embarazo

La hormona gonadotropina coriónica humana se encuentra en el organismo de la mujer a lo largo de todo el embarazo. Tras la fecundación, su presencia se duplica a diario hasta alcanzar su pico máximo entre las semanas 12 y 14 de gestación. Seguidamente, sus valores descienden y se mantienen estables hasta el momento del parto. Sin embargo, pueden detectarse hasta 6 semanas después del nacimiento del bebé.

Los valores de referencia de beta-hCG cuantitativa se establecen después de la fecha de la última regla de la mujer. Según los expertos, los valores de beta-hCG por semana normales son:

  • 9-130 mUI/ml: Semanas 3-4 de embarazo
  • 75-2600 mUI/ml: Semanas 4-5 de embarazo
  • 850-20800 mUI/ml: Semanas 5-6 de embarazo
  • 4000-100200 mUI/ml: Semanas 6-7 de embarazo
  • 11500-289000 mUI/ml: Semanas 7-12 de embarazo
  • 18300-137000 mUI/ml: Semanas 12-16 de embarazo
  • 1400-53000 mUI/ml: Semanas 16-19 de embarazo
  • 940-60000 mUI/ml: Semanas 19-41 de embarazo

Por otra parte, es conveniente recordar que estos valores de beta-hCG por semana difieren de una mujer a otra. No obstante, si la variación es muy llamativa, es probable que se deba a los siguientes casos:

  • Niveles inferiores a lo normal: unos valores bajos de beta-hCG pueden suponer riesgo de aborto o de embarazo ectópico (cuando el embrión se implanta fuera de la cavidad uterina).
  • Niveles superiores a lo normal: pueden ser indicativo de un embarazo múltiple, molar (un trastorno en el que se produce el crecimiento de una masa o tumor benigno en el interior del útero) o una alteración en el desarrollo celular.

¿Cuándo hacerse la prueba de la hormona beta-hCG?

Para detectar la hormona beta-hCG, los expertos recomiendan no hacerse la prueba hasta el primer retraso de la regla o pasados 15 días de la relación sexual si se trata de un embarazo natural. En los tratamientos de fertilidad, deben transcurrir entre 10 y 15 días desde la transferencia del embrión o la inseminación artificial (IA), periodo llamado beta-espera. Si la mujer se realiza el análisis antes de estas fechas, es probable que aparezcan falsos negativos o positivos:

  • Falsos negativos: en algunos casos, las pruebas de embarazo no detectan la beta-hCG porque los niveles son demasiado bajos. Si es así, la mujer deberá repetirse el análisis en las fechas recomendadas.
  • Falsos positivos: en los tratamientos de fertilidad, es habitual que la mujer se administre la hormona beta-hCG para que se produzca la ovulación. Por tanto, es posible obtener un resultado positivo aunque no esté embarazada, puesto que los niveles se mantendrán en sangre durante unos días. De la misma forma, puede ser indicativo de un embarazo no evolutivo.

Descubre la clínica de fertilidad miniFIV

Si deseas quedarte embarazada o quieres realizarte una prueba de embarazo para conocer los valores de beta-hCG por semana, en la clínica miniFIV podemos ayudarte. Somos pioneros en reproducción asistida de estimulación suave y contamos con un gran equipo de profesionales con amplia experiencia en todas las especialidades del ámbito reproductivo (ginecología, embriología, urología y andrología). Solicita una primera visita gratuita con nosotros llamando ahora al teléfono 900 053 653 o rellena el formulario con tus datos y nos pondremos en contacto contigo. ¡Haz realidad tu sueño en miniFIV!