¡Novedad! Primera visita gratuita
icon phone 900 053 653
Fertilidad 12 julio 2021| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

¿Qué utilidad tienen los test de endometrio para la paciente?

El endometrio supone uno de los factores claves para la correcta implantación del embrión. Sin embargo, pese a su rol fundamental, apenas hemos tenido herramientas para su correcta valoración frente a la ingente información sobre el rol de la calidad embrionaria, los factores de coagulación o del sistema inmune. En este post, el doctor Alfonso Bermejo, director médico de miniFIV, nos explica cómo y para qué se realizan los test de endometrio a las pacientes.

 

Ecografía endometrial

Una forma de realizar un test de endometrio es la valoración endometrial. Esta clásicamente se ha basado en su grosor y aspecto evaluados mediante ecografía. Un grosor endometrial entre los 6 y los 14 mm y un patrón proliferativo, con su típica imagen trilaminar antes de la transferencia, se han considerado como características de buen pronóstico.

Sin embargo, pese a la transferencia de miles de embriones bajo estas premisas, son muchos los que acaban por no implantar. Esto a pesar de presentar buena calidad embrionaria y descartar problemas asociados a coagulación, sistema inmune, ausencia de miomas o pólipos en cavidad… Ante esta situación, frustrante para pacientes y profesionales de la reproducción asistida, surge con fuerza una pregunta sobre la receptividad endometrial. ¿Podemos confirmar el estado óptimo del endometrio más allá de su aspecto ecográfico?

 

Otros test de endometrio: biopsia endometrial

En los últimos años se han desarrollado diferentes herramientas para analizar la receptividad endometrial desde diferentes puntos de vista. Uno de los más evolucionados y con mayor base científica, apoyada por estudios bien diseñados, es el análisis de expresión genética del endometrio cerca de la implantación. Mediante una biopsia endometrial, realizada en un endometrio bajo condiciones similares a las de una transferencia embrionaria, podemos analizar cientos de genes relacionados con la implantación embrionaria. De esta manera, su estudio pormenorizado nos permite identificar si este patrón genético se corresponde con un endometrio receptivo o no.

Se ha informado que casi un 20 % de las mujeres presenta una ventana de implantación desplazada. Es decir, que cuando analizamos el endometrio con 5 días de progesterona (momento en el que habitualmente se produce la implantación), podemos encontrarnos un endometrio pre-receptivo (que se parece realmente a un endometrio de 3-4 días) o post-receptivo (similar a un endometrio con 6-7 días de progesterona). En estos casos, habría una descoordinación entre los días de desarrollo embrionario y los días de preparación del endometrio. En consecuencia se reducirían las posibilidades de éxito. Siguiendo las recomendaciones de estos tests (qué exposición a progesterona necesita cada paciente antes de la transferencia), las tasas de éxito se igualan a las de las pacientes con estudio de receptividad endometrial normal.

 

Estudio de la flora bacteriana endometrial

También es de reciente introducción en la actividad clínica el estudio de la flora bacteriana endometrial. Durante años se ha considerado la cavidad endometrial como estéril. No obstante, se ha comprobado que al igual que en la vagina, existe un patrón de flora endometrial normal. Según este patrón, una correcta proporción de las bacterias que la forman pueden crear un ambiente adecuado para la implantación embrionaria. Cuando esta flora se altera (por antibióticos, procedimientos quirúrgicos, abortos…), el microambiente bacteriano inadecuado se asociaría a menores tasas de implantación y mayor riesgo de aborto.

Afortunadamente, disponemos actualmente de herramientas que mediante una biopsia endometrial pueden facilitarnos el patrón bacteriano de la paciente. Así, se puede recomendar un tratamiento antibiótico o probiótico en caso de que el patrón esté alterado. Esto permitiría recuperar una población bacteriana normal.

En la clínica miniFIV analizamos en profundidad la situación de cada paciente antes de ofrecer un tratamiento. En casos de fallo de implantación o aborto de repetición disponemos de todas las herramientas diagnósticas necesarias (test de receptividad endometrial, análisis de la flora bacteriana, test de endometritis crónica…) para poder ofrecer a los pacientes las mejores expectativas de embarazo antes de comenzar un nuevo tratamiento. Si quieres puedes contactar con nosotros en el 900 054 654 o rellenando nuestro formulario electrónico para que te llamemos y juntos estudiaremos tu caso.