¡Novedad! No esperes más para ser mamá, nuevos packs de pruebas disponibles
icon phone 900 053 653 User Espacio del Paciente
Fertilidad 23 noviembre 2021| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

Cómo se prepara el endometrio para la transferencia de un embrión congelado

Preparar el endometrio para la transferencia embrionaria es una parte fundamental en todo tratamiento de fertilidad. Previamente y tras la estimulación y la punción, es habitual obtener embriones sobrantes en un ciclo de fecundación in vitro, ya sea con ovocitos propios o donados. Las mejoras en las técnicas de vitrificación han permitido que estos embriones que no se van a utilizar puedan ser criopreservados con las máximas garantías para, posteriormente, ser descongelados y transferidos. Hoy la doctora Nereida Galajares, ginecóloga de miniFIV, nos explica cómo se prepara el endometrio para la transferencia de un embrión criopreservado.

 

¿Cómo es la transferencia de embriones criopreservados?

El tratamiento de la paciente en un ciclo de transferencia de embriones criopreservados se basa en conseguir una maduración adecuada del endometrio y una receptividad óptima que permita la implantación del embrión. Para ello se precisa la sincronía del endometrio con el estadio embrionario.

Esta preparación endometrial puede realizarse de dos formas: o bien en ciclo natural sin reemplazo hormonal, o bien con sustitución hormonal exógena con hormonas.

 

Preparar el endometrio para transferencia en ciclo natural o sustituido

En la preparación endometrial en ciclo natural se realiza el control del ciclo mediante ecografías vaginales. Cuando se observa en la ecografía un folículo periovulatorio de entre 16 y 22 mm de diámetro y un endometrio adecuado se desencadena la ovulación. Esto es posible con la administración de una inyección de Ovitrelle. Posteriormente, se inicia la aplicación de progesterona vaginal tantos días como tenga el embrión congelado.

En cambio, cuando preparamos el endometrio con tratamiento hormonal, se inicia el segundo o tercer día de regla una terapia estrogénica para lograr la proliferación del endometrio. Existen distintas vías de administración de los estrógenos. Pueden ser en pastillas, en parches, en crema e, incluso, en anillo vaginal. Tras unos 10-12 días de tratamiento estrogénico se realiza una ecografía vaginal. Una vez comprobado que el endometrio tiene un grosor y unas características correctas, se inicia la administración de progesterona tantos días como tenga el embrión.

 

Diferencias entre ciclo natural y sustituido

La principal ventaja de realizar la preparación endometrial con reemplazo hormonal es que permite realizar un menor número de ecografías. Además, ofrece mayor flexibilidad a la hora de programar la transferencia. Esto es así porque podemos prolongar el tratamiento estrogénico hasta un máximo de 35 días sin detrimento para la implantación embrionaria.

En cambio, la preparación en ciclo natural requiere habitualmente un mayor número de ecografías. Además, no permite seleccionar la fecha de la transferencia, ya que esta dependerá de la ovulación de la paciente. Para realizarlo necesitamos que la paciente mantenga su función ovárica y tenga ciclos regulares ovulatorios. Sin embargo, es un método más fisiológico y evita los costes y los eventuales efectos secundarios asociados a la medicación.

Finalmente, cabe destacar que la tasa de embarazo tras la preparación endometrial con hormonas y tras un ciclo natural es equiparable. Por eso, individualizando cada caso, podremos ofrecer a cada mujer la opción más recomendable.

 

En miniFIV, a tu disposición

Precisamente uno de nuestros objetivos es ofreceros siempre un trato personal y cercano, que permita individualizar al máximo los protocolos y los tratamientos para obtener los mejores resultados. Por ello, si deseas realizar una primera consulta preconcepcional, estamos a tu disposición para compartir tus necesidades. Si quieres contactar con nosotros, puedes llamarnos al 900 054 654 o rellenar nuestro formulario electrónico para que nosotros te llamemos.

Te recordamos que si tienes menos de 35 años, es aconsejable acudir a una primera consulta si has intentado tener un hijo durante al menos un año, manteniendo relaciones sin protección. Si tienes más de 35 años, solicita tu consulta después de 6 meses sin conseguir el embarazo. En miniFIV estaremos encantados de ayudarte en todo lo que necesites, disponemos también de asesoría nutricional y servicio de apoyo psicológico para pacientes.