¡Novedad! Financiación hasta en 24 meses sin intereses ni comisiones. Más info aquí

icon phone 900 053 653 icono Espacio del Paciente Minifiv Espacio del Paciente
Nutrición fértil 9 diciembre 2022| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

Huevos y fertilidad

Huevos y fertilidad también están relacionados y es que estamos ante un elemento de gran calidad en salud reproductiva. Los huevos están presentes en todas las gastronomías del mundo y son un alimento fácil de conseguir, pero no por ello son desdeñables a nivel nutricional. El huevo es  ya que de hecho es uno de los alimentos más completos que existen a nivel nutricional. Hoy, con la ayuda de Virginia Ruipérez, hablamos de los nutrientes más importantes que contiene el huevo. Como siempre, nos centraremos en los beneficios que tiene para la fertilidad y os daremos ideas para introducirlo en vuestra dieta.

Fundamental para la calidad de los gametos

Las proteínas del huevo son perfectamente equilibradas, ya que aportan todos los aminoácidos indispensables para cubrir las necesidades vitales. Estas proteínas son importantes para la calidad de los gametos (óvulo y esperma) y para la salud de órganos reproductores como el útero. Por eso huevos y fertilidad están relacionados.

Además, incluir huevos en las comidas semanales ayuda a reducir el consumo de otras proteínas animales como la carne y el pescado. Es un aporte de proteínas de calidad. Por eso las comidas ovolacteovegetarianas en la dieta semanal revierten en beneficios para la salud y la fertilidad.

Un concentrado de grasas de calidad

El huevo contiene en su yema una cantidad elevada de grasas, que presentan una gran proporción de ácidos grasos poliinsaturados, entre los que se encuentran los Omega 3.

Estos ácidos grasos esenciales forman parte del cerebro y por lo tanto de la hipófisis, la glándula endocrina responsable de la maduración de los óvulos y la ovulación, del equilibrio del ciclo menstrual y de formación del esperma. Así estas grasas favorecen la salud hormonal y sus implicaciones.

Asimismo, estos ácidos grasos esenciales transportan las hormonas desde la hipófisis al ovario para generar la maduración del óvulo. También las transmiten al testículo para formar el esperma, por lo que contribuyen a la regeneración de los gametos.

El huevo, un antiinflamatorio natural

En efecto, los huevos tienen propiedades antiinflamatorias para los tejidos y también licuan la sangre. Este efecto antiinflamatorio y vascular es importante para el útero y favorece la implantación del embrión. Esta mejora del perfil de grasas en sangre ayuda también a regular la glucosa, lo que, por esta vía, también favorece el equilibrio hormonal.

Es importante matizar que la calidad de estas grasas depende de la forma en la que se cría y se alimenta a las gallinas. Por eso preferible elegir huevos procedentes de ganadería orgánica, es decir de gallinas que se crían en libertad, no en jaula. Además, están alimentadas con pienso ecológico de calidad, que se ha producido sin pesticidas  ni herbicidas, con menos fármacos.

Otros beneficios de los huevos para la fertilidad

El huevo contiene minerales y oligoelementos, así como grandes cantidades de vitamina A, complejo B, D y E. Todas estas tienen efectos beneficiosos para la fertilidad, como ya te hemos contado en otros posts del blog.

También aporta antioxidantes como la luteína y la zeaxantina, que van a proteger de daño oxidativo a gametos y órganos reproductores.

Y por último, el huevo proporciona sensación de saciedad, regulando el apetito y el peso corporal. Esto es muy importante en la salud reproductiva por la influencia del peso en el equilibrio hormonal.

El huevo en tu dieta diaria

¿Cuál es la mejor forma de cocinar el huevo? Puedes elegir hacerlo como más te guste: cocido, en tortilla, revuelto, frito… Lo importante es no provocar la glicación de las proteínas por una cocción excesiva.

El huevo pasado por agua, es especialmente bueno para la salud, ya que la cocción a una temperatura baja (a menos de 100ºC) conserva las virtudes de las proteínas. Si se cocina de otro modo se debe controlar la temperatura. Y si os gusta el huevo frito, probad a hacerlo con una sartén antiadherente y solo unas gotas de aceite o sustituyendo este por agua.

Como recomendación general se pueden comer hasta cinco huevos a la semana. No sólo están deliciosos, sino que acompañan muy bien a otros alimentos como verduras o setas. Podéis también incluirlo en el desayuno, os recordamos aquí ideas para empezar el día favoreciendo la fertilidad.

Asesoramiento nutricional en MiniFIV

Os recordamos también que Virginia Ruipérez, además de ser la creadora del método de Fertilidad Natural, es nuestra asesora nutricional. Como parte de los tratamientos de ofrecemos, contamos también con ella para explicaros qué alimentación os conviene según vuestras necesidades.

 

Si os interesa conocernos en una primera consulta gratuita, llamadnos o rellenad nuestro formulario electrónico y nos pondremos en contacto con vosotros. ¡Os esperamos!