¡Novedad! No esperes más para ser mamá, nuevos packs de pruebas disponibles

icon phone 900 053 653 User Espacio del Paciente
Fertilidad 15 febrero 2022| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

¿Qué significa tener el útero bicorne? Riesgos y consecuencias

El útero bicorne es una malformación uterina que afecta al 16 % de las mujeres, según datos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). Se caracteriza porque el útero presenta una hendidura en la parte superior, que le da forma de corazón. Por lo general, no causa síntomas, pero en caso de embarazo con útero bicorne, existe un mayor riesgo de aborto o parto prematuro. No obstante, esto no significa que la gestación no pueda llevarse a término. En el artículo de hoy, veremos cuáles son las pruebas de detección del útero bicorne por ecografía o resonancia magnética y cómo influye en la fertilidad.

 

Útero bicorne: ¿Qué es y por qué se produce?

El útero bicorne es una anomalía uterina que se produce debido a la fusión incompleta de los conductos de Müller, unas estructuras embrionarias que dan lugar al útero, las trompas de Falopio, el cérvix y parte de la vagina. La cavidad uterina presenta una apariencia normal en la zona inferior, pero la superior se encuentra dividida en dos por una hendidura. Esta puede extenderse solo en el interior del útero (útero bicorne parcial) o alcanzar hasta el orificio cervical interno o externo (útero bicorne completo).

Esta alteración suele estar causada por problemas genéticos, que pueden ser o no hereditarios. No obstante, existen casos en los que aparece como consecuencia de exposiciones a radiaciones durante el desarrollo del embrión. También puede venir por infecciones intrauterinas en la gestación o por la administración de medicamentos tales como el dietilestilbestrol o la talidomida.

 

Síntomas y complicaciones del útero bicorne

La mayoría de las mujeres con útero bicorne no presentan ningún síntoma, aunque es posible que algunas de ellas experimenten molestias durante la menstruación o al mantener relaciones sexuales. Por esta razón, muchas no son conscientes de esta anomalía hasta que buscan el embarazo y tienen dificultades para lograrlo. Los síntomas y complicaciones más habituales son:

  • Dolores menstruales: las mujeres con útero bicorne sufren dolores en la zona pélvica durante la regla, así como calambres, náuseas o mareos.
  • Problemas de fertilidad: en función de la profundidad del tabique, esta alteración uterina puede causar problemas para conseguir el embarazo.
  • Abortos espontáneos: la tasa de aborto espontáneo durante las primeras semanas de gestación es mayor en malformaciones uterinas.
  • Partos prematuros: la gestación evoluciona correctamente hasta el tercer trimestre, pero a partir de ese momento el espacio para el embrión se reduce, por lo que es posible que se produzca un parto prematuro.
  • Posiciones anormales del feto: el útero bicorne parcial tiene un alto riesgo de que el bebé se coloque en posición de nalgas, puesto que es más cómodo para él.

Diagnóstico y tratamiento del útero bicorne

Por lo general, el diagnóstico del útero bicorne por ecografía se lleva a cabo como parte de la revisión ginecológica. No obstante, para poder evaluar correctamente esta malformación uterina, es posible que los especialistas recomienden realizar las siguientes pruebas:

  • Ecografía: esta técnica sirve para detectar la anomalía uterina, aunque no es suficiente en caso de que requiera intervención.
  • Resonancia magnética pélvica: la detección del útero bicorne por resonancia magnética es una de las mejores pruebas para elaborar un diagnóstico preciso.
  • Histeroscopia: se trata de un procedimiento que permite examinar si hay o no una división de la cavidad uterina mediante una cámara introducida desde la vagina, pero no es posible ver la hendidura visualizada desde el abdomen. Por esta razón, suele ser necesario realizarla junto a una laparoscopia.
  • Laparoscopia: es una prueba con anestesia general, en la que una pequeña cámara se introduce por el abdomen, que ofrece imágenes del aparato reproductor femenino y ayuda a visualizarlo por fuera para comprobar si la hendidura de la parte superior coincide con la que se observa desde el interior del útero.

Embarazo con útero bicorne: ¿Parto o cesárea?

En caso de embarazo con útero bicorne, el bebé puede nacer sin ningún tipo de complicaciones. Por tanto, esta anomalía no tiene por qué implicar infertilidad o pérdida del embrión. No obstante, según datos del Estudio Colaborativo Español de Malformaciones Congénitas (ECEMC), hay una mayor proporción de partos por cesárea con útero bicorne que en las mujeres con útero normal. Además, dependiendo de la gravedad de esta malformación, el espacio uterino interior se verá más o menos reducido. Esto podría causar problemas en el desarrollo del bebé y aumentar el riesgo de sufrir aborto espontáneo y parto prematuro.

Para evitarlo existe una cirugía correctiva llamada metroplastia de Strassman. Se indica en aquellos casos en los que el tabique es muy profundo o dificulta el correcto desarrollo del embrión. Consiste en resecar parte del tabique de la cavidad uterina en función del tamaño que alcance la hendidura de la cara superior del útero. Esta intervención cuenta con altas tasas de éxito y logra mejorar el futuro reproductivo de las mujeres.

Ahora ya sabes qué es el útero bicorne y por qué es importante diagnosticarlo. Si deseas realizarte una revisión ginecológica, en miniFIV somos una clínica especializada en fertilidad y reproducción asistida. Puedes solicitar una primera visita gratuita con nosotros llamando al teléfono 900 053 653 o dejarnos tus datos en el formulario de contacto. Esta incluye la consulta médica, exploración ginecológica, ecografía 3D, valoración y asesoramiento sobre tu salud reproductiva. ¡Ven a visitarnos!