¡Novedad! No esperes más para ser mamá, nuevos packs de pruebas disponibles
icon phone 900 053 653 User Espacio del Paciente
Fertilidad 9 abril 2021| By Minifiv
Comité Editorial Blog miniFIV

Diferencias y causas de la infertilidad primaria y secundaria

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la infertilidad como una enfermedad del aparato reproductor masculino y femenino que imposibilita el embarazo y que afecta a 48 millones de parejas y 186 millones de personas en todo el mundo. La infertilidad puede ser primaria o secundaria, en función de si se ha logrado o no un embarazo anterior. A continuación, explicaremos las diferencias y las causas de la infertilidad primaria y secundaria. Además, veremos cuáles son las pruebas necesarias para diagnosticar la infertilidad femenina y la infertilidad en el hombre.

 

Infertilidad primaria y secundaria

Infertilidad y esterilidad son conceptos que suelen confundirse y que, sin embargo, no significan lo mismo. La esterilidad hace referencia a la incapacidad de fecundación, es decir, a los problemas que imposibilitan que el óvulo y el espermatozoide se unan para formar un embrión. En la infertilidad sí tiene lugar la fecundación, pero el embarazo nunca llega a término, por lo que no se logra el nacimiento del bebé.

Como indicábamos, la infertilidad puede clasificarse de dos formas distintas:

  • Infertilidad primaria: una pareja que nunca ha logrado el embarazo conjuntamente.
  • Infertilidad secundaria: cuando una pareja ha podido tener hijos previamente, pero no logra tener otro hijo.

Toca aclarar que la infertilidad primaria y secundaria pueden afectar al hombre, a la mujer o a ambos miembros de la pareja. Por esta razón, también hablamos de infertilidad masculina, femenina y mixta. Lo explicaremos por separado, a continuación.

 

Causas de la infertilidad primaria masculina

Entre las principales causas que afectan a la infertilidad en el hombre se encuentran las siguientes:

  • Alteraciones hormonales que repercuten en la función de los testículos.
  • Alteraciones de la anatomía del aparato reproductor masculino.
  • Obesidad, tabaquismo y hábitos de vida poco saludables.
  • Problemas en los testículos que dificultan la espermatogénesis (proceso de formación de los espermatozoides), y que afectan a la calidad seminal, como astenospermia, azoospermia u oligospermia.
  • Problemas postesticulares: impotencia, infecciones…

 

Causas de la infertilidad primaria femenina

 Las causas de la infertilidad femenina más habituales son: 

  • Alteraciones de la glándula tiroides.
  • Anomalías uterinas, como miomas, adherencias o alteraciones de la anatomía del útero.
  • Edad materna avanzada: a partir de los 35 años.
  • Endometriosis: una enfermedad que afecta a las mujeres durante su vida reproductiva.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Enfermedades de transmisión sexual: clamidia, gonorrea, SIDA…
  • Problemas de coagulación.
  • Problemas en las trompas de Falopio.
  • Trastornos de la conducta alimentaria: anorexia u obesidad.
  • Trastornos de la ovulación, como anovulación (ausencia de ovulación que tiene lugar cuando los ovarios no liberan óvulos) o síndrome de ovario políquistico (SOP).

 

Causas de la infertilidad secundaria masculina y femenina

Por lo general, las causas de la infertilidad secundaria en el hombre y la mujer son muy similares a las de la infertilidad primaria. Sin embargo, la infertilidad femenina secundaria suele ser consecuencia de la disminución de la reserva ovárica, que tiene lugar a partir de los 35 años y, especialmente, después de los 40. Además, pueden influir determinadas enfermedades posteriores al parto, como la diabetes o la hiperprolactinemia, afección en la que existe un nivel más elevado de lo normal de la hormona prolactina en sangre.

 

Pruebas para diagnosticar la infertilidad

Para que los médicos especialistas puedan elaborar un diagnóstico sobre las causas de la infertilidad secundaria o primaria, la pareja deberá realizarse una serie de pruebas. En el caso de las mujeres, la más habitual consta de un estudio hormonal mediante una analítica de sangre y una ecografía, aunque pueden ser necesarias más pruebas en función de la paciente.

Por su parte, los hombres deben realizarse un espermiograma o estudio de la calidad del semen, para analizar el número, la movilidad y la forma de los espermatozoides. De acuerdo a los valores de referencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las probabilidades de embarazo aumentarán con más de 39 millones de espermatozoides en el eyaculado, que estos cuenten con un 32 % de movimiento progresivo y un 4 % tenga forma normal.

Existen casos de infertilidad de origen desconocido (EOD), en los que no es posible determinar las causas ni en el hombre ni en la mujer. Además, puede suceder que una persona tenga dificultades para concebir con una pareja, pero no con otra. Esto sucede cuando no es adecuada la combinación de ambos potenciales reproductivos.

Si deseas formar una familia, en nuestra clínica miniFIV de Madrid te ayudaremos a lograr tu sueño. Somos especialistas en estimulación suave y ofrecemos tratamientos de fertilidad más naturales y con poca medicación como alternativa ante casos de infertilidad primaria y secundaria. Puedes solicitar tu primera visita gratuita con nosotros llamando al 900 053 653 o dejándonos tus datos en nuestro formulario de contacto. En miniFIV sabemos lo importante que es para ti conseguir el embarazo y, por esta razón, te ofrecemos financiar el 100 % del tratamiento que más se adapte a tus necesidades hasta 12 meses y sin comisión de gastos de apertura.